30.4.12

Medicina integrativa: Cuando los médicos practican curanderismo

Hablemos claro: La medicina integrativa no es mas que una forma de hacer negocio intentando diferenciarse con prácticas de pseudomedicina y curanderismo, sobre todo explotando el efecto placebo. Resulta realmente deprimente ver lo que dicen algunos licenciados en medicina que viven de este enfoque en programas de la televisión pública, como puede verse en un vídeo al que he llegado gracias a un mensaje de la lista de correos del Círculo Escéptico, emitido hoy mismo en La 2. Pinchando en la imagen puedes ver el programa completo.


La frase "según mi experiencia" se repite numerosas veces, dejando claro que el "a mi me funciona" es el criterio principal de estos señores. Lo de los estudios y el método científico no va con ellos.

Algunas de las cosas que se ven y escuchan en este vídeo son escalofriantes. Uno de los momentos cumbre es la aparición de la doctora Cristina Domingo, allá por el minuto 2, calientando los pies de sus pacientes con un puro, siguiendo las instrucciones de a una terapia china llamada moxibustión, supuestamente eficaz para girar a los bebes que vienen de nalgas, y soltando perlas como estas :

"Hacemos (...) un diagnóstico energético, entonces ponemos agujas para equilibrar el sistema y además hacemos la moxa (moxibustión) en un punto de acupuntura que está en el pié (...) se aplica calor con un puro que es de artemisa (una planta) (...) Se va aplicando como si fuese un picoteo de un pájaro y en el momento que hay mucho calor se retira."

Y el debate posterior (o mejor dicho, tertulia de cafetería) no tiene desperdicio, con tres licenciados en medicina afines a estas prácticas autojustificándose con argumentos bastante patéticos y haciéndose publicidad entre titubeos y dificultades argumentativas.

Si de este tipo de gente depende nuestra ciencia, me parece que tendremos que esperar sentados siglos y siglos un Premio Nobel español. Como ejercicio reflexivo, recomiendo comparar a estos tertulianos con los que salen hablando en este excelente documental, por ejemplo.

27.4.12

Lovelock ya no teme al cambio climático

Como cuenta la Wikipedia, "James Lovelock es un científico independiente, meteorólogo, escritor, inventor, químico atmosférico, ambientalista, famoso por la Hipótesis Gaia, que visualiza a la Tierra como un sistema autorregulado. Su invento, el detector de captura de electrones, permitió detectar componentes tóxicos en regiones tan remotas como la Antártida".

Pero, ante todo, Lovelock es una persona muy mediática, bien considerado y con mucha influencia. Sus libros han sido superventas y es toda una referencia para ecologistas y medioambientalistas.

Pues bien, esto opinaba Lovelock en el año 2009 sobre el cambio climático:

(...) no irradia precisamente optimismo y esperanza de futuro para las personas, que no para la Tierra, Gaia, ese ente que se autorregula para procurarse unas buenas condiciones para sí misma. 

(...) pintó una perspectiva bien negra sobre el problema del cambio climático del que, dijo, se ha pasado del punto de no retorno: "Hay muy pocas cosas que podamos hacer ya, hemos apretado el gatillo y la bala ya ha salido". El galés cree que el calentamiento global está ya en un punto "irreversible" debido al estado de contaminación del planeta y que continuará aunque se frene la emisión de gases de efecto invernadero.

(...) Ahora tenemos que sobrevivir, las zonas que estarán menos perjudicadas tendrán que adaptarse" a los cambios que convertirán en un Sáhara el centro de Europa y afectará a "la mayor parte" de India, China y Norteamérica, según el científico. Galicia, Reino Unido y, sobre todo, Irlanda, serán las áreas que se conservarán mejor, con temperaturas más frescas gracias a un helado Océano Atlántico. El problema, entonces, serán los refugiados que huirán de zonas desérticas a lugares como Galicia y la comida, que escaseará.

Y esto es lo que se ha publicado hace unos días:

"James Lovelock admite ahora que fue alarmista sobre el cambio climático

«No sabemos lo que hace el clima. Hace veinte años creíamos que sabíamos (,...) eso llevó a escribir algunos libros alarmistas, como el mío, porque parecía claro lo que iba a ocurrir, pero no está ocurriendo. El mundo no se ha calentado mucho en el nuevo milenio. Se supone que teníamos que estar ahora a medio camino hacia un mundo frito, pero han pasado doce años, un tiempo razonable, y la temperatura ha permanecido casi constante.  Me equivoqué».

Lovelock confirma que sus pronósticos no van camino de hacerse realidad a pesar de que están aumentando las emisiones de CO2 en el mundo debido al desarrollo industrial de países muy poblados y llega a la conclusión de que, aunque el dióxido de carbono tiene un efecto invernadero y produce calentamiento, aún no se entiende su relación con los océanos. «El mar podría crear la diferencia entre una era caliente o una fría», concluye en la entrevista.

«Soy independiente y puedo decir que me equivoqué», dijo a MSNBC, y señaló que «eso es más difícil para científicos que dependen de subvenciones»".

23.4.12

Demostrada la eficacia del mejor complemento para el aumento del rendimiento deportivo

Hasta ahora, la oferta de suplementos o productos para mejorar el rendimiento deportivo ha sido tan amplia como inefectiva. Alimentos, prendas, calzado, productos milagro... A pesar del poderoso influjo que tiene el efecto placebo en el deporte, ninguno de ellos ha demostrado científicamente que sirva para mucho. Pero parece ser que, esta vez, se ha descubierto el complemento que todo deportista que estaba esperando.

Aunque se hizo algún estudio previo en la década de los 70 y 80, las investigaciones más serias sobre esta espectacular propuesta llegaron en el siglo actual. Y los últimos estudios confirman su eficacia sin ninguna duda, especialmente en algunos deportes como el ciclismo: Si se aumenta su ritmo de aplicación, el rendimiento deportivo aumenta un porcentaje significativo; las reducción del mismo también conlleva un descenso en los resultados.

Al parecer, el mecanismo de funcionamiento se basa generar un campo ondulatorio que consigue algún tipo de sincronización con las ondas cerebrales y/o los ritmos fisiológicos. Aunque todavía no se conoce con precisión, la mejora que se obtiene con su utilización es superior a la que podría lograse con cualquier otra propuesta, por lo que ya está poniéndose de moda entre los deportistas y la previsión es que su uso se extienda de forma imparable. Ayudará mucho su sorprendente bajo precio; de hecho puede conseguirse sin dificultad de forma gratuita.

Y estos son los estudios que demuestran su eficacia (modo ironía off):

Effects of music tempo upon submaximal cycling performance.
Listening to music affects diurnal variation in muscle power output.
- Effects of differentiated music on cycling time trial.
Revisiting the relationship between exercise heart rate and music tempo preference.
Effects of preferred and nonpreferred music on continuous cycling exercise performance.

Para los que todavía no lo han pillado, hablaba de la música. Y ahora la pregunta: ¿Si yo vendiera música con promesas similares a las del texto anterior, estaría engañando a alguien? ¿Sería un timador?

18.4.12

El Círculo Escéptico estrena web

Hace unos pocos días se inauguró la nueva web del Círculo Escéptico. Si te consideras escéptico, no puedes dejar de visitarla de vez en cuando, podrás encontrar regalos como este libro gratuito sobre homeopatía, entre todos sus abundantes contenidos.

Si eso del escepticismo te suena a secta y no estás seguro si apuntarte al carro o no, lee cómo lo cuenta el maestro Carl Sagan, verás cómo te posicionas rápidamente:

¿Qué es el escepticismo? No es nada esotérico. Nos lo encontramos a diario. Cuando compramos un coche usado, si tenemos el mínimo de sensatez, emplearemos algunas habilidades escépticas residuales (las que nos haya dejado nuestra educación). Podrías decir: "Este tipo es de apariencia honesta. Aceptaré lo que me ofrezca." O podrías decir: "Bueno, he oído que de vez en cuando hay pequeños engaños relacionados con la venta de coches usados, quizá involuntarios por parte del vendedor", y luego hacer algo. Le das unas pataditas a los neumáticos, abres las puertas, miras debajo del capó. (Podrías valorar cómo anda el coche aunque no supieses lo que se supone que tendría que haber debajo del capó, o podrías traerte a un amigo aficionado a la mecánica.) Sabes que se requiere algo de escepticismo, y comprendes por qué. Es desagradable que tengas que estar en desacuerdo con el vendedor de coches usados, o que tengas que hacerle algunas preguntas a las que es reacio a contestar.

Hay al menos un pequeño grado de confrontación personal relacionado con la compra de un coche usado y nadie afirma que sea especialmente agradable. Pero existe un buen motivo para ello, porque si no empleas un mínimo de escepticismo, si posees una credulidad absolutamente destrabada, probablemente tendrás que pagar un precio tarde o temprano. Entonces desearás haber hecho una pequeña inversión de escepticismo con anterioridad.

Ahora bien, esto no es algo en lo que tengas que emplear cuatro años de carrera para comprenderlo. Todo el mundo lo comprende. El problema es que los coches usados son una cosa, y los anuncios de televisión y los discursos de presidentes y líderes políticos son otra. Somos escépticos en algunas cosas, pero, desafortunadamente, no en otras.(...)

Quiero decir algo más sobre la carga del escepticismo. Se puede coger un hábito de pensamiento en el que te diviertes burlándote de toda la gente que no ve las cosas tan bien como tú. Esto es un peligro social potencial, (...) tenemos que protegernos cuidadosamente de esto.

Me parece que lo que se necesita es un equilibrio exquisito entre dos necesidades conflictivas: el mayor escrutinio escéptico de todas las hipótesis que se nos presentan, y al mismo tiempo una actitud muy abierta a las nuevas ideas. Obviamente, estas dos maneras de pensar están en cierta tensión. Pero si sólo puedes ejercitar una de ellas, sea cual sea, tienes un grave problema.

Si sólo eres escéptico, entonces no te llegan nuevas ideas. Nunca aprendes nada nuevo. Te conviertes en un viejo cascarrabias convencido de que la estupidez gobierna el mundo. (Existen, por supuesto, muchos datos que te apoyan.) Pero de vez en cuando, quizá uno entre cien casos, una nueva idea resulta estar en lo cierto, ser válida y maravillosa. Si tienes demasiado arraigado el hábito de ser escéptico en todo, vas a pasarla por alto o tomarla a mal, y en ningún caso estarás en la vía del entendimiento y del progreso.

Por otra parte, si eres receptivo hasta el punto de la mera credulidad y no tienes una pizca de sentido del escepticismo, entonces no puedes distinguir las ideas útiles de las inútiles. Si todas las ideas tienen igual validez, estás perdido, porque entonces, me parece, ninguna idea tiene validez alguna. Algunas ideas son mejores que otras. El mecanismo para distinguirlas es una herramienta esencial para tratar con el mundo y especialmente para tratar con el futuro. Y es precisamente la mezcla de estas dos maneras de pensar el motivo central del éxito de la ciencia.

Los científicos realmente buenos practican ambas. Por su cuenta, cuando hablan consigo mismos, amontonan grandes cantidades de nuevas ideas y las critican implacablemente. La mayoría de ellas nunca llega al mundo exterior. Sólo las ideas que pasan por rigurosos filtros salen y son criticadas por el resto de la comunidad científica. A veces ocurre que las ideas que son aceptadas por todo el mundo resultan ser erróneas, o al menos parcialmente erróneas, o al menos son reemplazadas por ideas de mayor generalidad. Y, aunque, por supuesto, existen algunas pérdidas personales (vínculos emocionales con la idea de que tú mismo has jugado un papel inventivo), no obstante la ética colectiva es que, cada vez que una idea así es derribada y reemplazada por algo mejor, la misión de la ciencia ha salido beneficiada. En ciencia, ocurre a menudo que los científicos dicen: "¿Sabes?, ése es un gran argumento; yo estaba equivocado." Y luego cambian su mentalidad y jamás se vuelve a escuchar de sus bocas esa vieja opinión. Realmente hacen eso. No ocurre tan a menudo como debiera, porque los científicos son humanos y el cambio es a veces doloroso. Pero ocurre a diario. No soy capaz de recordar la última vez que pasó algo así en la política o en la religión. Es muy raro que un senador, por ejemplo, responda: "Ése es un buen argumento. Voy a cambiar mi afiliación política."

(Tomado de Sindioses.org)

15.4.12

Lo que opina Google de los españoles

Tras leer esta noticia, he podido comprobar que, efectivamente, si escribimos en Google "Los xxx son", sustituyendo xxx por algún gentilicio, nos aparecen algunas sugerencias de búsqueda bastante curiosas. Seguro que ya lo ha hecho alguien antes, pero he querido probar con todas las autonomías españolas, y estas son las sugerencias que da en cada caso:


Las comunidades que no están es porque no salía ninguna sugerencia. También he probado a ver qué dice de algunos de nuestros hermanos de idioma:


Y ya puestos a compararnos, esto es lo que dice de algunos vecinos europeos:


14.4.12

¿Por que en el colegio no nos enseñan (con rigor) a comer bien?

Escribí el libro "Lo que sabe la ciencia para adelgazar..." con intención de que fuera accesible a un amplio espectro de personas. Lo más amplio posible. Utilicé un lenguaje sencillo para que el único requisito fuera saber leer e incluí numerosas referencias científicas para que las personas más preparadas pudieran contrastar las fuentes o profundizar en los estudios. Pero ahora me doy cuenta que no conseguí lo que buscaba.


Estos días, por curiosidad, he estado navegando un poco por varios foros y webs de dietas y adelgazamiento y lo que me he encontrado es bastante desmoralizante. Cientos o miles de mujeres (sí, la mayoría son mujeres) obsesionadas por adelgazar antes de que llegue el verano, probando una tras otra dieta (siguiendo listas interminables como esta) para perder y después recuperar con creces unos pocos kilos. Uno percibe su frustración, su agobio y también sus ansias por encontrar la dieta milagrosa, la definitiva, la que esta vez le permita adelgazar lo que necesita.

Tras leer y releer sus mensajes y conversaciones creo que el libro no está escrito para ellas. Sufren el síndrome de "quiero creer" y probarán cualquier cosa que les prometa resultados rápidos y prodigiosos, como los que compran pulseras magnéticas para reducir el dolor o toman pastillas homeopáticas para prevenir la gripe. El enfoque de rigurosidad y sentido común no les atrae porque creen que su problema  necesita soluciones excepcionales, únicas, maravillosas. Muchas de estas personas tienen muy poca cultura y se nota en su forma de escribir que su capacidad de comunicarse y comprender algunos conceptos es muy limitada. Pero no todas, que quede claro.

Por otro lado, también conozco mucha gente con sobrepeso que ha tenido la suerte de acceder a más formación, más cultura, o que se guían más por el sentido común y que han probado un par de dietas de temporada pero que como a largo plazo no les han servido, no han caído en la trampa de seguir probando otras. Intentan ajustarse a los criterios que les marcan sus conocimientos alimentarios para no seguir engordando, pero con resultados poco alentadores y mucho esfuerzo. Creo que a esta gente, más abierta de mente, más escéptica y realista, con algunos conceptos nutricionales equivocados o incompletos pero con ganas de aprender y conocer los porqués, es a quien está dirigida el libro. Y de hecho, analizándolo a posteriori, creo que su enfoque se ajusta a ese perfil.

Como resultado de esta reflexión, se me genera la consiguiente inquietud. ¿Cómo podríamos convencer, educar, enseñar a todas esas mujeres de los foros para que salgan de ese círculo vicioso,  probando dieta tras dieta? Mi opinión es que la clave está en la educación básica, llámese colegio, escuela o como sea. Para saber qué significa comer bien hay que entender en profundidad cómo funciona nuestro metabolismo y cómo reacciona nuestro cuerpo ante los diferentes alimentos. No vale con dedicarle un trimestre, con información mediocre y desfasada, y darlo por enseñado. Me refiero a formación y educación en cantidad y calidad. ¿Por qué una de las cosas más importantes para nuestra salud y nuestro futuro, la alimentación, no se enseña como Dios manda? Me parece totalmente absurdo que existan algunas asignaturas (de momento no diré cuáles, para no herir sensibilidades, pero os podréis imaginar por dónde van los tiros) pero que no haya otra que dure toda la etapa escolar (sí, años y años) y que nos enseñe a mantenernos más saludables. Que sea actualizada, rigurosa, impartida por los mejores y que nos grabe a fuego los conceptos más relevantes sobre los temas básicos que nos ayudarán a vivir más sanos y longevos: estilo de vida, nutrición, enfermedades, ejercicio... ¿Acaso puede haber algo más importante?

Así que, ale, a seguir dando la matraca. A ver si lo conseguimos en uno o dos lustros. O los que haga falta.

Por cierto, que el libro "Lo que sabe la ciencia para adelgazar..." ha estado un par de días en la lista de los 100 de pago más vendidos de Amazon.es. No es que sea gran cosa, no hace falta ser un best seller para entrar en esa lista y no ha aguantado mucho, pero hace ilusión. Los fieles del blog y los amigos del Círculo Escéptico tienen bastante que ver en ello.

13.4.12

¿Alguien sabe cuál es el futuro de España?

Quizás sea momento de recortes, no lo sé seguro. Aunque soy más de los que piensan que tantos recortes, sin nada que los compense, provocan una mayor contracción de la economía. También me fastidia mucho, muchísimo,enormemente, que los excesos tengamos que pagarlos los de siempre y que los que más tienen, que son los que más excesos cometieron, sigan aumentando su riqueza. Pero como no soy economista, tampoco me atrevo a afirmar categóricamente que tantos tijeretazos sean innecesarios. He leído a unos cuantos  expertos que, con argumentos muy razonables, recomiendan otros enfoques, pero insisto, no me atrevo a opinar demasiado porque el tema está más allá de mis conocimientos.
Sin embargo,  el gobierno de Rajoy, un gobierno de economistas y abogados, ha perpetrado un brutal hachazo al presupuesto de ciencia y tecnología que ha sido la gota que ha colmado el vaso. No porque piense que es un gran error, que también, sino porque he perdido el norte totalmente. Como español estoy totalmente despistado.
Vivo y trabajo aquí y cuando pienso en mi futuro, lo imagino en mi país. Pero ahora tengo un enorme espacio en blanco cuando intento pensar en ese porvenir. Soy incapaz de imaginar cómo nos vamos a ganar la vida, a qué nos vamos a dedicar, qué vamos a ofrecer al mundo y a la economía mundial. ¿Por qué será conocida España dentro de cinco, diez, veinte años? No hablo de sacar la bola de cristal e intentar y adivinar el futuro, hablo de tener un plan. ¿Cuál es nuestro plan? ¿Acaso no hemos elegido a políticos y gobernantes para eso?
Gobiernos previos tuvieron alguna que otra aproximación a planes a largo plazo, que compartí en mayor o menor grado, pero tanto el gobierno anterior como el actual no parecen tener ningún tipo de perspectiva concreta. Nuestros dirigentes parecen dedicados a achicar agua del barco, a correr en círculos, pidiéndonos a todos que rememos como locos, pero ¿remar hacia dónde? ¿Cuál es el puerto? ¿Apartamentos baratos para todos junto a la playa? ¿Paellas por todo el planeta? ¿Toros on-line? ¿Fútbol 24 horas?
Nadie nos dice cual es la visión para España a medio-largo plazo, así que es imposible que podamos aportar nuestro granito de arena a ese proyecto. Lo peor es que no nos la dicen porque no existe. Así que vamos a estar los próximos años corriendo de un lado a otro como pollos descabezados, hasta que nos desangremos. Y si nuestros hijos tienen inquietudes y nos preguntan sobre qué deberían estudiar para poder trabajar en el futuro, tendremos que aconsejarles que monten un bar o emigren. Porque aunque los políticos que gobiernan (y los que gobernaron) no hacen más que demostrar continuamente que son unos incapaces, les hemos seguido eligiendo y votando una y otra vez. Y así nos está yendo. Y nos irá.

11.4.12

Simiocracia, la crisis contada a los niños

Aleix Saló sorprendió con su excelente Españistán, el cómic en el que contaba la burbuja inmobiliaria y el inicio de la crisis. Ahora llega con Simiocracia, una magnífica obra en el que se cuenta lo que está ocurriendo y lo que se está haciendo durante la crisis, de forma clara, amena y contundente. Pa reir y pa llorar.


 Y este es el enlace al libro.

9.4.12

¿Cómo se queman más calorías, en bici, andando o corriendo?

Pongamos que tienes que recorrer un par de kilómetros. Y tú, obsesionado por aprovechar cada metro que recorres para quemar grasa (tal vez porque no has leído este post en el que explico que hacer ejercicio no adelgaza) te haces la siguiente pregunta: ¿Cómo puedo consumir más calorías, recorriendo esa distancia andando, corriendo o en bicicleta?

A los listillos físico-termodinámicos ya les adelanto que lo mismo es una respuesta incorrecta, los movimientos que tiene que realizar el cuerpo humano en cada supuesto generan una serie de reacciones en nuestro organismo totalmente diferentes. Y nuestro cuerpo no es un cubo perfecto moviéndose sobre una superficie sin rozamiento, ni nada parecido.

Evidentemente, para ser rigurosos habría que analizar la velocidad, la resistencia al aire, las cuestas, etc., pero para hacernos una idea, podría hacerse esta aproximación:
  • La forma más eficiente de moverse es la bicicleta.
  • Recorriendo la misma distancia andando quemarás aproximadamente el doble de calorías que en bicicleta.
  • Y si cubres esa distancia corriendo, consumirás el triple de calorías.
Como siempre, un par de estudios que hablan del tema:

Otro día hablaré de cual es el ejercicio "más saludable", independientemente de las calorías que queme, que sirven para más bien poco.


Actualización:
Tras pasar años leyendo y recopilando los últimos y más recientes estudios científicos relacionados con la obesidad y la alimentación, he escrito dos libros que condensan toda la información actualizada sobre el tema: "Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable" y "Lo que dice la ciencia sobre dietas, obesidad y salud". Tienes más información en este enlace.

3.4.12

Extracto de café verde, palomitas y operación bikini en "Lo que dice la ciencia para adelgazar"

He decidido que a partir de este momento publicaré la mayoría de artículos sobre alimentación, dietas, nutrición y obesidad en el blog del libro Lo que dice la ciencia para adelgazar..., para que estén todos sobre esa temática bien juntitos y organizados.

Lo que también haré, al menos de momento, es enlazar por aquí los que publique por allí, para no perder el hilo. Estos son los últimos:
Por cierto, ya puedes suscribirte y recibir en tu email todos los artículos que se vayan publicando. Pásate y rellena el formulario que hay en la barra de la derecha si no quieres perderte ninguno.

1.4.12

Vibraconfort, el mercadillo de productos milagro

Una amiga me ha hecho llegar un folleto de la empresa madrileña Good Health (buen nombre, para empezar), que al parecer utiliza el nombre comercial Vibraconfort y que desde su web ofrece todo un repertorio de productos-basura productos-milagro, que podría considerar como la mejor recopilación de trastos inútiles que he visto nunca.

Atentos a la serie: Almohadillas de masaje Sihatsu, aparatos de electro yoga, calcetines inteligentes y bio-cerámicos, centros de masaje multicorporal, cepillos iónicos, cojines de automasaje y reflexología podal, lámparas relajantes feng shui, generadores de aniones, lámparas de aromaterapia,  masajeadores oculares y faciales,  peines masajeadores con ozono, colgantes energéticos, sillones de masaje sihatsu, duchas ecológicas, desintoxicadores de pies, pegatinas anti-radiaciones... No sé si me dejo alguno. Y todos a precios poco recomendables para mileuristas.

Y estas son algunas de las frases memorables que acompañan a algunos de los productos, como suele ser habitual:
  • "Es el sistema de energía personal más avanzado y avalado científicamente que existe hoy día. Es una gama de productos programados con frecuencias naturales que tiene un efecto positivo y equilibrado sobre tu sistema energético."
  • "Nuevo peine masajeador multifunción de ozono recargable, de muy bajo consumo; diseñado profesionalmente para personas con calvicies y para mantener el cabello sano y brillante."
  • "Experimente y provoque las ondas Alpha cerebrales en estado de meditación y relajación mediante las micro corrientes (similares a las que genera el cuerpo humano)".
  • "El calcetín inteligente lleva en la planta del pie unas partículas de bio-cerámica compuestas de minerales como: Sílice, Germanio, Alumina, etc. Estas micropartículas de bio-cerámica estimulan el fluido sanguíneo y fomentan el micromasaje plantar."
  • "La ecoducha Vibraconfort ha conseguido producir iones negativos, a través de sus microporos que nebulizan el agua, cargándola de iones negativos. Estos iones se absorven rápidamente por vía tópica, a través de la piel ."
Lo del peine para mantener el pelo sano y brillante de los calvos es de traca...

En serio, lo triste es que todo esto se vende con el mensaje "para mejorar su salud", algo que es totalmente falso, así que ¿por qué nadie les sanciona?

Así se juega al billar americano

Sin palabras...