8.6.15

Vacuna del virus del papiloma humano (VPH), lo que dice la ciencia

La vacunación es el avance médico más importante logrado por la humanidad. Ha salvado millones de vidas y ahorrado innumerables sufrimientos, los que lamentablemente todavía tienen que padecer los países menos desarrollados, que anhelan disponer de los recursos y medios para poder utilizarlas masivamente. Y, mientras en occidente hemos sido testigos de sus generosos beneficios, simultáneamente también hemos presenciado la creciente corriente en contra de su utilización.

Últimamente una de las vacunas más atacada es la del virus del papiloma humano (VPH en español o HPV en inglés). Algunas personas de cierta relevancia mediática ponen en duda su seguridad y eficacia y es fácil encontrar por internet abundante información en este sentido.

Para ver hasta qué punto estas afirmaciones son ciertas y la información fiable, vamos a aclarar los mitos y realidades que hay alrededor de esta vacuna, repasando toda la evidencia científica acumulada hasta la fecha.

El VPH, cómo actúa y qué relación tiene con el cáncer

El virus del papiloma humano pertenece a la familia de los papilomavirus. Realmente es un conjunto de virus de los que se conocen varias decenas de variedades (que se identifican con números, como por ejemplo VPH-16 o VPH-18). Presentan forma de icosaedro, con un tamaño aproximado de 50-60 nm de diámetro y un genoma circular de doble cadena.


Fotografía VPH (fuente)

La acción de este virus se centra en la infección de ciertas zonas de las mucosas  y de la piel. Con frecuencia genera infecciones subclínicas (sin manifestaciones evidentes) y asintomáticas, pero si no remiten, pueden evolucionar a peor. En primer lugar pueden convertirse en papilomas (como las verrugas) y posteriormente pueden llegar a volverse lesiones precancerosas. Estas últimas, desafortunadamente, pueden progresar a lo largo de los años y acabar como cáncer invasivo.

El VPH se considera un oncovirus, es decir, un virus que tiene la capacidad de infiltrarse en el anfitrión y alterar genes que controlan diversos aspectos de las células, inutilizando mecanismos de control y supresión de tumores y  facilitando el crecimiento descontrolado de las mismas. Los diferentes tipos del VPH se relacionan con diversas enfermedades, todas ellas relacionadas con el crecimiento anormal tras su infección. En la siguiente tabla se pueden ver las relaciones, que afectan a varias zonas de nuestro cuerpo, no solo la genital (por lo que pueden afectar tanto a hombres como a mujeres):


Entre todas estas, la relación más estudiada es la de los cánceres genitales, en concreto el importante papel del VPH en el desarrollo del cáncer de cuello de útero.  Las investigaciones (1234) indican que el virus es condición necesaria para el desarrollo de la mayoría de este tipo de cánceres.  Estos planteamientos están unánimemente aceptados, no existe controversia al respecto porque las pruebas son muchas y muy sólidas, hasta el punto que en 2008 Harald Zur hausen recibió el premio Nobel de medicina por haber descubierto la relación entre el virus y el cáncer.

Aunque se han identificado más de un centenar de tipos de HPV, no todos los tipos de virus se asocian con igual intensidad al riesgo de cáncer, ni mucho menos. Según la International Agency Of Research on Cancer (IARC), la entidad que clasifica el riesgo de cáncer de todo tipo de agentes, tan solo una docena de ellos se consideran carcinogénicos (fuente). Y al analizar la influencia de forma individual, se ha comprobado  que la mayor parte de la responsabilidad recae sobre dos de estas variedades de virus, en concreto el VPH-16 y el VPH-18, estando presentes en más de dos tercios de los casos de cáncer de cuello de útero (12)

El proceso que empieza en una infección y evoluciona hacia lesiones de mayor gravedad se vigila y monitoriza observando la aparición y evolución de acumulaciones anormales de células, las neoplasias cervicales intraepiteliales (CIN), que es como se llama al crecimiento anormal y pre-canceroso de células escamosas en el cuello uterino a partir de las infecciones primarias. Estos crecimientos celulares se clasifican en tres grados, en función de su desarrollo y de gravedad: CIN-1, CIN-2 y CIN-3, siendo considerado el primero como leve y el tercero como un carcinoma in situ.












Además, en ocasiones también suelen utilizarse como referencia los VIN (neoplasia intraepitelial vulvar), lesiones del epitelio escamoso de la vulva, mediante una clasificación similar a la de los CIN.

La mayor parte de las veces las infecciones de cualquier tipo de virus VPH son combatidas exitosamente y de forma autónoma por nuestro sistema inmunitario. La datos disponible respecto a la regresión (evolución a mejor) de las lesiones, así como de la progresión (evolución a peor), dependen del grado de gravedad inicial y de los años de análisis. En la siguiente tabla pueden verse los valores obtenidos en una investigación a dos, cinco y diez años (estudio), con resultados que se han confirmado en otras más recientes (estudio) .


A nivel mundial, la prevalencia media del VPH entre mujeres sin patologías oscila entre el 8 y el 20%, con importantes variaciones dependiendo del país y de la edad. Esta prevalencia es máxima en segmentos de edad en las que existe mayor diversidad de pareja y actividad sexual (adolescencia-juventud), entre los 20 y 24 años, ya que estas infecciones se contagian sobre todo mediante relaciones sexuales (estudio).


Prevalencia de cualquier tipo de VPH en EEUU, segmentada por edades (fuente)

En España las estadísticas coinciden con estos rangos (estudio), aunque se considera un país con baja incidencia de este tipo de cáncer, con unos 2500 casos anuales y 850 muertes al año asociadas:

Prevalencia de cualquier tipo de VPH en España, segmentada por edades (fuente)


Prevalencia de VPH de alto riesgo en España, segmentada por edades (fuente)

Métodos de prevención previos 

El mecanismo más conocido y extendido que se ha utilizado  históricamente en las revisiones ginecológicas para prevenir el cáncer de cuello de útero es el test papanicolau, o "test pap", un proceso en el que se toman muestras y se analizan, a la búsqueda de células anormales que podrían degenerar en cancerosas. Se trata de una prueba con baja sensibilidad (50-60 %) y una alta tasa de falsos negativos (30 %). Sin embargo, es un examen relativamente barato, fácil y simple y contribuye eficazmente al diagnóstico precoz del cáncer del cuello uterino. Se calcula que su uso ha reducido las muertes por este tipo de cáncer en más del 50 %, como podemos ver en esta gráfica del reciente estudio sobre la tendencia del cáncer en el mundo:


Si el resultado del test pap es positivo, posteriormente suele hacerse una colposcopia, proceso en el que las células anormales y cancerosas pueden eliminarse con un procedimiento simple, por cauterización o crioterapia.

Todos los expertos recomiendan seguir utilizando en la actualidad este test y las revisiones ginecológicas periódicas como sistema de prevención, ya que presentan una buena relación eficacia-sencillez-coste y porque ademas las vacunas no protegen contra todos los tipos de virus.

Sin embargo, las estadísticas muestran que llegado un punto (aproximadamente a una prevalencia de unos 5 casos de cáncer por cada 100.000 habitantes) el cribado no aporta ventajas añadidas y la reducción del riesgo de cáncer se estanca (fuente). Punto al que en general se ha llegado en los países más desarrollados:



Prevención mediante la vacuna

En la actualidad existen dos vacunas contra el VPH aprobadas, de nombre comercial Cervarix y Gardasil, creadas por las farmacéuticas  GlaxoSmithKline y Merck, respectivamente. Ambas tienen objetivos preventivos, es decir, no curan el virus ni el cáncer de cuello de útero si ya están presentes. Son, por lo tanto, una medida profiláctica.

Ambas vacunas incluyen moléculas específicas (proteínas inactivas) que "preparan" el sistema inmunológico para ser capaz de combatir eficazmente las oncoproteínas del virus cuando lleguen y, en consecuencia, evitar posibles  infecciones posteriores. Evidentemente, de esta forma también se previene la aparición de las neoplasias derivadas de dichas infecciones (ya sean CIN-1, 2 o 3). Para maximizar su eficacia, los fabricantes recomiendan aplicar tres dosis, separadas por cierto espacio de tiempo.

Como la vacuna debe aplicarse antes de que se produzca la infección, se recomienda en niñas y jóvenes que no hayan tenido relaciones sexuales, ya que a estas edades hay muy baja probabilidad de presencia del virus. De cualquier modo, también se puede aplicar posteriormente, hasta los 26 años, porque las mujeres no siempre suelen estar infectadas por todos los tipos de virus.

El Cervarix es una vacuna bivalente, es decir, que está dirigida contra dos de los virus, VPH-16 y 18, los identificados como de más alto riesgo porque se consideran responsables de la mayoría de los cánceres de cuello de útero. Por su parte, Gardasil es tetravalente y además de estar diseñada para proteger contra los virus 16/18, también añade a la lista otros dos tipos, VPH-6 y 11, de menor riesgo que los anteriores.

Destacar que recientemente, la FDA ha aprobado la nonavalente Gardasil-9 , que protege ante la acción de nueve tipos de virus, siendo en la actualidad la de mayor espectro.

Aprobación y eficacia

En la siguiente infografía del Centro para el Control de Enfermedades  norteamericano (CDC) pueden verse los pasos que hay que seguir para aprobar un medicamento de este tipo y controlar su seguridad (fuente) :


Como no puede ser de otra forma, la vacuna ha seguido todos estos pasos y protocolos exigidos para su aprobación, que se resumen en las tres fases que se muestran en la infografía, involucrando a muchos miles de personas.

En el caso de Gardasil, la primera que fue aprobada por la FDA en 2006, incluyó en sus estudios a unos 20.000 pacientes. Los detalles de la aprobación pueden verse en este enlace; y en este otro se puede leer una parte del documento de la FDA que resume los diferentes resultados obtenidos. Por su parte, el Cervarix, fue aprobada en 2009 tras ser testada en varios ensayos en casi 20.000 mujeres. Se pueden ver algunos de los principales detalles en este enlace. Y, finalmente, Merck ha logrado recientemente la aprobación de su vacuna nonavalente Gardasil-9 (enlace), tras incluir en sus ensayos a unas 18.000 mujeres.

Para los más curiosos o los que quieran confirmar algún dato, estas son las publicaciones que describen los detalles de los ensayos originales que se presentaron al proceso de aprobación de Gardasil:
Y estas las publicaciones de los ensayos previos para el Cervarix:
Respecto a la comprobación de la eficacia de la vacuna, la cuestión es algo compleja, como veremos a continuación.

Por un lado, el objetivo final es la prevención del cáncer invasivo, una enfermedad muy grave, así que un ensayo de intervención diseñado para medir su aparición no sería aceptado por los comités éticos, ya que no se suele permitir tener a un grupo de pacientes contrayendo patologías muy graves o muriéndose y al otro grupo sin problemas. Por otro lado, los largos periodos de desarrollo de este tipo de cánceres, a menudo décadas, hacen prácticamente inviable práctica y económicamente ensayos hasta ese punto final. Y, de cualquier forma, en este caso, todos los expertos coinciden en que las evidencias sobre la relación entre el desarrollo de las infecciones y las neoplasias posteriores como precursores del cáncer son muy sólidas (sin infecciones y neoplasias no surgen estos tipos de cánceres de cuello de útero invasivo). Por lo tanto, se considera que la prevención de estas neoplasias es una medida altamente eficaz para evitar dicho cáncer, considerando las CIN-1, 2 y 3 un indicador fiable para los ensayos.

En lo que respecta a los resultados, la eficacia que se obtuvo durante los ensayos de aprobación en todos los casos fue muy elevada. Para los casos en los que no existía infección previa, la prevención de infecciones y neoplasias relacionadas con los virus de tratamiento fue cercana al 100%. Evidentemente, cuando en el ensayo se incluía a mujeres que podían tener presencia de alguno de los virus, la eficacia se reducía, ya que en ese caso la prevención pre-infección no era posible.

Este el resumen de los resultados de eficacia de la aprobación da Gardasil (tetravalente) y Cervarix (bivalente) que tuvieron en los ensayos presentados al procesos de aprobación (fuente).


En esta tabla, en las tres columnas, podemos ver tres tipos de resultados relacionados con la eficacia, para dos tipos de indicadores de control: las enfermedades relacionadas con los VPH-objetivo y las enfermedades genitales independientes del tipo de VPH. Voy a explicar lo qué quiere decir cada una de ellas, porque utilizaremos esos términos en varias ocasiones.

El resultado llamado "ATP" es el "Análisis por Protocolo", referido únicamente a los pacientes que siguieron y cumplieron rigurosamente todos los requisitos del ensayo (especialmente recibir las tres dosis recomendadas). El resultado "ITT" (de "Intention To Treat", intención de tratar) se refiere a todos los pacientes aleatorizados inicialmente y que hubieran recibido al menos una dosis de la vacuna, aunque no hayan finalizado el ensayo y/o seguido los protocolos. Y el "MITT-naïve" (de "Modified Intention To Treat" o intención de tratar modificada) es la eficacia sobre todas las mujeres que no presentaban previamente presencia del virus, hayan seguido o no el protocolo.

Pues bien, como se puede observar en la tabla, para los tres tipos de resultados, son valores muy elevados. Y que rozan la ausencia total de neoplasias e infecciones si se cumplen los protocolos (grupos ATP).

Tras la aprobación de ambas vacunas, se han seguido realizando ensayos y publicado una cantidad importante de revisiones sistemáticas y metaanálisis sobre su eficacia, incluyendo en cada revisión colectivos de decenas de miles de personas. Son las siguientes, por orden cronológico, incluyendo el resumen de sus resultados finales traducidos del documento original:

Prophylactic vaccination against human papillomavirus infection and disease in women: a systematic review of randomized controlled trials (2007): "la vacunación profilactica contra el VPH se asoció con una reducción en la frecuencia de las lesiones cervicales de alto grado causadas por cepas de VPH enre las personas vacunadas, a en comparación con el grupo de control:(...). La vacunación también fue altamente eficaz en la prevención de otras infecciones y enfermedades  relacionadas con el VPH, incluyendo la infección persistente por VPH, las lesiones de bajo grado y las verrugas genitales".

Efficacy of a quadrivalent prophylactic human papillomavirus (types 6, 11, 16, and 18) L1 virus-like-particle vaccine against high-grade vulval and vaginal lesions: a combined analysis of three randomised clinical trials (2007) "Entre las mujeres sin infección previa de HPV16 o HPV18 tras 1 mes después de las aplicación, la vacuna fue del 100% para ATP contra VIN2-3 o VaIN2 -3 asociado con HPV16 o HPV18. Respecto a ITT la eficacia de la vacuna contra VIN2-3 o VaIN2-3 asociado con HPV16 o HPV18 fue del 71% . La vacuna fue además eficaz en un 49% de los casos contra todo VIN2-3 o VaIN2-3, independientemente de si se detectó o no ADN del VPH en la lesión".

HPV vaccine efficacy in preventing persistent cervical HPV infection: a systematic review and meta-analysis (2007): "Incluyendo solo los estudios sobre vacunas bivalentes y tetravalentes, se obtuvo un RR (riesgo relativo) de 0,13 para infecciones del VPH-16 y un RR de 0,22  para infecciones VPH-18 (...) La eficacia de la vacuna contra el VPH para prevenir la infección persistente es alta..."

A pooled analysis of continued prophylactic efficacy of quadrivalent human papillomavirus (Types 6/11/16/18) vaccine against high-grade cervical and external genital lesions (2009) "La eficacia de la vacuna para lesiones cervicales de alto grado relacionadas con el VPH 6/18/11/16 / en poblaciones ATP e ITT fue del 98,2%  y 51.5 %, respectivamente. La eficacia de la vacuna para lesiones de alto grado vulvares y vaginales para ATP e IIT fue de 100,0% y 79,0%, respectivamente."

Efficacy of human papillomavirus vaccines: a systematic quantitative review (2009). "Las vacunas bivalentes y cuatrivalentes redujeron significativamente la tasa de lesiones en el cuello uterino, vulva, vagina y región anogenital, con una eficacia del 93% y 62%  respectivamente de acuerdo a criterios ITT."

- Impact of human papillomavirus (HPV)-6/11/16/18 vaccine on all HPV-associated genital diseases in young women (2010) "En la población sin infección previa de ninguno de los 14 tipos de VPH, la vacunación fue hasta 100% efectiva en la reducción del riesgo de cuello uterino relacionado con el 18 HPV16 / de alto grado, la vulva, y las lesiones vaginales y verrugas genitales relacionadas con el 11 de HPV6 /. Para ITT, la vacunación también redujo significativamente el riesgo de cualquier lesión cervical de alto grado (19,0%), lesiones vulvares y vaginales (50,7%), verrugas genitales (62,0%), anomalías de Papanicolaou (11,3%) y terapia definitiva cervical (23,0%), independientemente del tipo de VPH causal".

Efficacy and safety of prophylactic vaccines against cervical HPV infection and diseases among women: a systematic review & meta-analysis (2011) "Globalmente, la vacuna fue altamente eficaz contra infecciones persistentes de 6 meses con el VPH 16 y 18, tanto en la cohorte ATP como las cohortes ITT. El efecto profiláctico fue limitado contra CIN2 o más e infecciones persistentes de 6 meses asociados con otros tipos de VPH no vacunados."

Efficacy and safety of human papilloma virus vaccine in cervical cancer prevention: systematic review and meta-analysis (2012): "Entre las mujeres vacunadas, el riesgo relativo (RR) de lesiones CIN2 o superior en desarrollo fue 0,45 para el VPH-16, 0,14 para el VPH-18, y 0,79 para los serotipos oncogénicos no incluido en las vacunas 31/33/45/52/58".

- Efficacy of commercially available vaccines against HPV infection in women: a systematic review and meta-analysis (2013): "Las vacunas reducen el riesgo de lesiones precursoras de cáncer cervical, presentando una eficacia del 97% para CIN 2 y el 96%  para CIN 3, para ATP . Las eficacias en el ITT fue menor: 63% y 42%  respectivamente"

Cross-protective efficacy of two human papillomavirus vaccines: a systematic review and meta-analysis (2012). En esta revisión se analizó la protección ante virus diferentes a los VPH-objetivo (eficacia cruzada), concluyendo que las vacunas también protegen ante virus diferentes a los suyos, con protecciones oscilaban entre el 7 y el 100%, dependiendo del tipo de virus.

Todos estas revisiones y resultados llevan a pensar que, con mucha probabilidad, la vacuna ayudará a reducir la incidencia y mortalidad del cáncer de cuello de útero. Pero es cierto que, por el momento, es un resultado final pendiente de cuantificar, ya que los resultados que conocemos son muy eficaces pero intermedios.

Según algunas previsiones, se podría pensar en prevenir casi la totalidad de los cánceres debidos a VPH-16 y 18 y cierta cantidad de los derivados de otros virus. Considerando también otros factores, como la posible pérdida de eficacia con el tiempo, algunos modelos concluyen que en 50 años se podría evitar entre el 50% y el 75% de los casos de cánceres de este tipo y entre el 25% y el 50% de los fallecimientos en mujeres (fuente). Para el caso de España, hablaríamos aproximadamente de una reducción anual de entre 1000 y 2000 casos de cáncer de útero y 400-600 fallecimientos, así como de los costes sanitarios relacionados. Es un resultado menos relevante del que se obtiene con otras vacunas, pero significativo. Para que se haga una idea de su dimensión respecto a otras medidas más conocidas, se calcula que el uso del cinturón de seguridad en el coche podría salvar unas 7000 vidas al año en EEUU (fuente), que proporcionalmente en número de habitantes equivaldría aproximadamente a un millar en España.

Sin duda durante los próximos años sabremos hasta qué punto se cumplen estas previsiones.

Duración de la protección a largo plazo

Como acabo de decir, al igual que ocurre con todos los medicamentos de esta naturaleza - preventivos y para el largo plazo - su efectividad en periodos de tiempo muy amplios deberá ser confirmada con los años. Sin embargo, hoy en día no hay razones objetivas (ni mecanismos probados)  para pensar que pueda ocurrir una disminución significativa. Como se puede comprobar en esta tabla del metaanálisis más reciente, las revisiones incluyen ensayos que han analizado la eficacia tras una cantidad significativa de tiempo, que llega hasta los cinco años, sin que se detecte una disminución de la eficacia significativa.

Además, hay publicaciones recientes de ensayos que han estudiado la inmunidad en periodos más largos. Son los siguientes, agrupados por la cantidad de tiempo tras la vacunación que han estudiado:

- Tras 6 años de la vacunación: "Long-term immunogenicity and safety of the HPV-16/18 AS04-adjuvanted vaccine in 10- to 14-year-old girls: open 6-year follow-up of an initial observer-blinded, randomized trial" (2014) y Persistence of immune responses to the HPV-16/18 AS04-adjuvanted vaccine in women aged 15-55 years and first-time modelling of antibody responses in mature women: results from an open-label 6-year follow-up study (2015).

- Tras 8 años de la vacunación: Long-term study of a quadrivalent human papillomavirus vaccine (2014).

- Tras 9 años de la vacunación: Sustained efficacy, immunogenicity, and safety of the HPV-16/18 AS04-adjuvanted vaccine: final analysis of a long-term follow-up study up to 9.4 years post-vaccination (2014)

Todos ellos concluyen que se mantiene la elevada presencia de anticuerpos contra el virus y, por lo tanto, la inmunidad.

También en la revisión 2014 sobre este tema "Long-term efficacy and safety of human papillomavirus vaccination", se llega a la misma conclusión: "La vacuna sigue siendo inmunogénica y bien tolerada hasta 9 años después de la vacunación"

Además, ya empieza a haber publicaciones analizando los datos observacionales a largo plazo de la población norteamericana tras la vacunación (2008-2012), sobre la incidencia de las lesiones precancerosas CIN2 y superiores. Dichos datos muestran una importante reducción de las mismas, especialmente entre las mujeres más jóvenes, es decir, entre aquellas que se vacunaron con menor probabilidad de estar infectadas por el virus, como puede leerse en los siguientes estudios de 2015:


Seguridad y efectos adversos

La mejor forma de conocer los efectos secundarios de un medicamento es mediante los ensayos aleatorios doble ciego. En este tipo de ensayos los pacientes se dividen en dos grupos aleatoriamente y se les administra el tratamiento o un placebo, sin que ellos ni el médico sepan en cual de los grupos están. Si el medicamento realmente provoca efectos negativos, el grupo que lo recibe presentará más y diferentes efectos secundarios que el que se la ha administrado placebo.

Evidentemente, en los ensayos de aprobación se controló este aspecto. Y, como puede leerse por ejemplo en el documento de aprobación del Gerdasil (en el que se incluyó a unas 20.000 personas), no hubo diferencias clínicamente significativas entre ambos grupos, el de intervención y el de control.

Evidentemente, el análisis de la seguridad no acabó con la aprobación. Por un lado, se siguen realizando ensayos y comparando las diferencias en efectos adversos a más largo plazo. Así se lo exigen las autoridades sanitarias a los fabricantes. En este sentido, varias de las revisiones y metaanálisis mencionados en el apartado anterior sobre la eficacia han analizado también la seguridad comparando los efectos adversos del grupo de de personas vacunadas y de grupo de control (placebo) (123). En ninguna se detectan diferencias clínicamente significativas entre ambos grupos.

Además, durante los últimos años se han publicado unas cuantas revisiones sistemáticas de los ensayos que se han ido realizando con decenas de miles de personas analizando específicamente la seguridad y los efectos secundarios . Esta son las más relevantes, incluyendo sus resultados:

Safety of human papillomavirus (HPV)-16/18 AS04-adjuvanted vaccine for cervical cancer prevention: a pooled analysis of 11 clinical trials (2009): "No se observaron diferencias clínicamente relevantes entre los grupos de control y los vacunados de VPH-16/18 en la tasas de eventos adversos graves (2,8% frente a 3,1%), condiciones significativas médicas (19,4% frente a 21,4%), nuevas apariciones de enfermedades crónicas (1,7% en ambos grupos) ni nuevas apariciones de enfermedades autoinmunes (0,4% versus 0,3%). Del mismo modo, no se observaron diferencias en los resultados del embarazo o las tasas de abandono debido a eventos adversos o reacciones adversas graves entre los grupos

Safety of human papillomavirus (HPV) vaccines: a review of the international experience so far (2009): "(...) coincidimos con los órganos consultivos internacionales en que ambas vacunas contra el VPH son seguras, eficaces y de gran importancia para la salud de la mujer".

- Clinical trial and post-licensure safety profile of a prophylactic human papillomavirus (types 6, 11, 16, and 18) l1 virus-like particle vaccine (2010): "La vacunación contra el VPH-6/11/16/18 se asoció con más dolor en el lugar de inyección que el placebo, pero la incidencia de eventos adversos sistémicos similares y graves y nuevas condiciones médicas potencialmente consistentes con los fenómenos autoinmunes fueron similares en ambos grupos. En base en la revisión de la información de seguridad posterior a la aprobación, los beneficios de la vacunación para prevenir la mayoría de las lesiones precancerosas del aparato genital y el cáncer siguen siendo muy superiores a sus riesgos

- Safety of human papillomavirus vaccines: a review (2013): "Las reacciones sistémicas han sido generalmente leves y limitadas. Después de la vacunación se han producido desmayos, pero pueden ser evitado con la atención adecuada. Los eventos graves adversos, como la anafilaxia, son raros, y aunque no se recomienda su uso durante el embarazo, los resultados del embarazo anormal después de la administración inadvertida no parecen estar asociados con la vacunación. (...):los estudios sobre la aparición de enfermedades crónicas y autoinmunes bien diseñados no muestran asociación entre la vacuna contra el VPH y tales condiciones"

Post-licensure safety surveillance for human papillomavirus-16/18-AS04-adjuvanted vaccine: more than 4 years of experience (2014): "El perfil de seguridad parece ser consistente con los datos presentados para la aprobación d e la vacuna del VPH-16/18, presentando un perfil de riesgo-beneficio aceptable en las niñas y mujeres adolescentes".

Pooled analysis of large and long-term safety data from the human papillomavirus-16/18-AS04-adjuvanted vaccine clinical trial programme (2014): "El análisis de los datos de seguridad derivados de 57 580 sujetos y 96 704 dosis de VPH-16 y 18  muestra que la incidencia y la distribución de los efectos adversos fueron similares entre el grupo receptor y el de control. No se identificaron nuevas señales de seguridad. Los datos confirman hallazgos anteriores de que el VPH-16/18-vacuna tiene un perfil de riesgo-beneficio aceptable en las adolescentes y mujeres adultas."

Immunogenicity and safety of the human papillomavirus vaccine in patients with autoimmune diseases: A systematic review (2015). En esta revisión específica dela seguridad para personas con enfermedades autoin munes se concluyó que "Los resultados de nuestra revisión sugieren que las vacunas contra el VPH son eficaces y seguras en la mayoría de los pacientes afectados por enfermedades autoinmunes".

Safety of human papillomavirus vaccines: a review (2015): "En base de los últimos datos científicos, las vacunas contra el VPH parecen seguras. Sin embargo, la preocupación del público y los rumores acerca de los eventos adversos (EA) representan una barrera importante para superar poder aumentar la cobertura de vacunación."

- An Overview of Quadrivalent Human Papillomavirus Vaccine Safety: 2006 to 2015 (2015): "Estos resultados, junto con los datos de seguridad de los ensayos clínicos previos a la autorización, confirman que la vacuna HPV4 tiene un perfil de seguridad favorable. Las organizaciones médicas y reguladoras de todo el mundo han revisado de forma independiente los datos y continúan recomendando la vacunación rutinaria contra el VPH."

Como se puede comprobar, todas ellas concluyen que no hay riesgos importantes y que los beneficios son bastante superiores a los posibles efectos adversos.

Por internet se pueden leer  hipótesis y argumentos sobre el riesgo de otros posibles efectos secundarios a largo plazo, como por ejemplo el posible refuerzo de algunos virus como respuesta a la eliminación de otros o la posibilidad de debilitamiento del sistema inmunitario, entre otras. Ninguna de ellas tiene soporte científico y ni siquiera hay indicios razonables de que puedan llegar a ocurrir en algún momento.

Testimonios de efectos secundarios

A pesar de lo que dicen los ensayos, en internet es fácil encontrar información sobre graves efectos secundarios, basada en testimonios que describen situaciones realmente dramáticas. Al hablar de vacunas estos testimonios suelen ser de niños, lo cual los hace aún más impresionantes. Por otro lado, algunos medios de comunicación suelen publicar titulares sensacionalistas desde esta misma perspectiva..

Hay que decir con firmeza que toda esta información es engañosa y lo único que hace es aumentar la confusión. Los testimonios solo consiguen impulsarnos a hacer valoraciones basadas en las emociones, obviando la lógica y el razonamiento.

Por ejemplo, existen muchos testimonios igual o más escalofriantes relacionados con niños y jóvenes afectados por otros temas mucho más cotidianos: accidentes de tráfico, caídas, ahogamientos o lesiones medulares en playas y piscinas. Todos estos son accidentes que estadísticamente ocurren con mucha más frecuencia que los efectos secundarios de las vacunas (fuente1, fuente2). Incluso la práctica del deporte se cobra en España unas cien víctimas al año por muerte súbita. ¿Dejamos entonces de montar a nuestros hijos en el coche, les prohibimos jugar, no les llevamos a la playa o a la piscina? ¿Nos olvidamos del deporte? Evidentemente no, porque la probabilidad sigue siendo muy baja y porque los beneficios compensan a tan bajo riesgo.

Hay que tener claro que cualquier intervención médica, sea cual sea, puede tener efectos adversos, desde tomar una pastilla hasta someterse a una operación. Algunas son más probables, otras menos, pero la posibilidad existe. Con todas ellas, incluidos los programas de vacunación, la valoración se debe hacer analizando beneficios y riesgos. Y, como hemos visto, no existen evidencias para pensar que la vacuna sea excepcionalmente peligrosa.

Es normal que existan personas que piensen que la vacuna les ha hecho algún mal. Al ser un tratamiento del que se han distribuido cerca de doscientos millones de dosis en más de 100 países, por pura probabilidad, es seguro que unas cuantos receptores enfermarán (incluso gravemente) o fallecerán en algún momento posterior a su aplicación. Y es absolutamente comprensible que, en la búsqueda de una causa para esa dolorosa situación, las personas y sus familias se inclinen por culpar a las vacunas. Es lo que ocurre con algunos padres que están convencidos de que el autismo de su hijo se debe a la vacunación, a pesar de que numerosos estudios no hayan encontrado ni un solo indicio de esa causa-efecto y de que se haya comprobado que uno de los principales impulsores de esta idea era un estafador. El problema es que los primeros síntomas del autismo, que dependen del nivel de desarrollo del cerebro, coinciden en el tiempo con la edad de administración de vacunas. Y para unos padres es muy difícil aceptar que un niño que parecía normal empiece a acumular problemas sin razón aparente. Como digo, son situaciones muy delicadas y hay que ser comprensivos, apoyando a las personas afectadas y ayudándoles en su sufrimiento. Pero también situarlas en su contexto.

La única forma rigurosa de evaluar epidemiológicamente estos testimonios es desde una perspectiva global, haciendo una vigilancia masiva de los eventos adversos. Para ello las autoridades sanitarias disponen de sistemas de vigilancia específicos para las vacunas tras su aprobación. La siguiente infografía del  CDC lo explica visualmente:



Como se puede observar, existen varios mecanismos y para entender mejor cómo funcionan y lo que realmente hacen, a continuación vamos a conocer lo que ha ocurrido de acuerdo a los datos que reportan las personas vacunadas de VPH en EEUU durante los últimos años, basándonos en datos y hechos objetivos recogidos por estos sistemas.

El CDC y la FDA crearon VAERS en 1990  (fuente), un sistema nacional de notificación que recopila los reportes de proveedores y pacientes - cualquiera puede entrar y dejar su testimonio en la plataforma online - relativos a los eventos adversos comunes que se producen después de la vacunación. Este sistema no está diseñado para determinar si un evento adverso ha sido causado por una vacuna, pero sí para identificar señales o tendencias que puedan merecer mayor estudio.

Desde junio de 2006 y marzo de 2014, se distribuyeron aproximadamente 67 millones de dosis de Gardasil Tetravalente en los Estados Unidos y VAERS recibió un total de 25.063 notificaciones de eventos adversos (22.867 en mujeres y 2.196 hombres) después de la recepción de esta vacuna (fuente). Las notificaciones entre las mujeres alcanzaron su punto máximo en 2008 y disminuyeron posteriormente cada año (fuente). La proporción de notificaciones a VAERS que fueron clasificadas como graves (es decir, las de incapacidad permanente, hospitalización, enfermedades graves o muerte) alcanzaron su punto máximo en 2009 (12,8%) y luego disminuyeron a 7,4% en 2013. Del total de notificaciones, el 92.4% fueron clasificadas como no graves. Entre los eventos adversos no graves, los síntomas más comúnmente notificados en mujeres fueron el síncope (desmayo), mareos, náuseas, dolor de cabeza y fiebre; en los hombres fueron mareos, síncope, palidez, dolor de cabeza y pérdida del conocimiento. En general, los síntomas locales más frecuentes fueron dolor en el lugar de la inyección y enrojecimiento. Entre el 7,6% del total de informes clasificados como graves, los síntomas mas frecuentes fueron el dolor de cabeza, náuseas, vómitos y fiebre.  Todos estos datos son coincidentes con los datos de los ensayos clínicos previos a la aprobación y con el resumen de 2009 publicado tras los primeros 2,5 años (fuente).

Tras la aprobación, desde junio de 2006 a marzo 2014, se presentaron un total de 96 notificaciones de muerte tras recibir la vacuna. De ellos solo 47 pudieron confirmarse mediante certificados de defunción, informe de la autopsia u otra documentación médica. Las causas certificadas incluían la meningitis bacteriana, la miocarditis viral, la embolia pulmonar, la cetoacidosis diabética y trastornos convulsivos. La revisión detallada por funcionarios médicos del CDC y la FDA de todas las notificaciones de muerte no identificó ningún patrón de ocurrencia con respecto al tiempo después de la vacunación, el número de dosis de vacuna, la combinación de vacunas administrada o el diagnóstico de muerte que sugeriría una asociación causal con la vacuna.

Por otro lado, además de VAERS, existe otro mecanismo de vigilancia observacional para los eventos adversos. Se llama VSD, y es una colaboración entre el CDC y nueve organizaciones de salud para la vigilancia activa y la investigación cuya función es llevar a cabo evaluaciones de eventos específicos que podrían estar asociados con la vacunación. Pues bien, en el marco de esta iniciativa se analizaron datos del periodo 2006 a 2009 después de más de 600.000 dosis de vacuna tetravalente administrada a mujeres, sin que se observara un aumento de riesgo estadísticamente significativo para ninguno de los indicadores especificados: síndrome de Guillain-Barré, evento cerebrovascular, tromboembolismo venoso, apendicitis, convulsiones, síncope, reacciones alérgicas y anafilaxia (fuente).

En lo que respecta a otros países, unos días antes de escribir este post (gracias a Carlos F. Oropesa por la información), el departamento de salud australiano publicó un documento sobre los resultados de seguimiento de los eventos adversos del Gardasil en dicho país (fuente). Este es un extracto de la conclusiones finales (texto traducido del documento original):

"Se han distribuido 9 millones de dosis de Gardasil en Australia (...)

No se identificaron problemas de seguridad, ni en hombres ni mujeres. Los tipos y tasas de notificación de eventos adversos después de la inmunización para hombres y mujeres estuvieron en línea con lo que se esperaba en base a lo que se informó en los ensayos clínicos y la información actual proporcionada en la información de producto de Gardasil.

Las notificaciones de eventos hasta 16 de enero de 2015 han sido las siguientes:
  • 615 casos de desmayos 
  • 25 casos de reacción anafiláctica 
  • 32 casos de hipersensibilidad
  • 222 casos de reacción urticarial.
Se ha reportado un elevada cantidad de desmayos, algo esperable ya que en 2013 se preguntó específicamente para recoger y reportar este evento como mejora del programa de vigilancia.

No ha habido informes de muertes asociadas con la vacunación de Gardasil en Australia.(...)"

Por su parte, la agencia de seguridad del medicamento francesa ANSM realizó un estudio en 2015 con los datos de más de dos millones de adolestentes vacunadas, "Vaccination contre les infections à HPV et risque de maladies auto-immunes : une étude Cnamts/ANSM rassurante - Point d'information", analizando el riesgo de 14 tipos de posibles efectos secundarios. Tan solo se encontró evidencia de dos de ellos, con un  nivel de incidencia muy bajo, muy inferior a los posibles beneficios de la vacuna.

En relación al gobierno español, la información de vigilancia parece que no es tan accesible, lo único que he encontrado ha sido este comunicado del Ministerio de Sanidad como respuesta a un par de caso de eventos adversos tras la vacuna.

De cualquier forma, a partir de los datos de vigilancia disponibles en EEUU y otros países, no podemos deducir que haya razones para pensar en efectos secundarios especialmente relevantes debidos a la vacuna del VPH. Sin embargo, los más críticos con esta vacuna suelen mencionar con frecuencia que en Japón se ha dejado de aplicar. Siendo rigurosos, en Japón lo que ha ocurrido es que el gobierno ha dejado de recomendarla proactivamente, especialmente por presión mediática y para calmar los ánimos de grupos antivacunas (fuente), pero sigue estando disponible y gratuita. La frase del grupo de trabajo del gobierno japonés fue "La decisión no significa que la vacuna en sí sea problemática desde el punto de vista de la seguridad ", (...), queremos ofrecer la información que puede hacer que las personas se sienten más tranquilas" (fuente). Y la realidad era que la vacuna del VPH presentó más casos adversos que algunas vacunas comunes, pero menos que la vacuna de la encefalitis, que también se incluye en el programa japonés desde hace tiempo (fuente). Posteriormente, diversos estudios y artículos de expertos han valorado negativamente esta decisión gubernamental (1, 2, 3), ya que es un país en el que aunque la incidencia de este tipo de cáncer es baja, tan solo una cuarta parte de las jóvenes se hacen el seguimiento ginecológico necesario y el test Papanicolau.

Coste-beneficio

Si bien los datos muestran que a nivel individual, la relación riesgo-beneficio es prometedora para la vacuna del VPH, la relación coste-beneficio desde una perspectiva de salud pública es probablemente la cuestión sobre la que más controversia podría haber.

Por un lado, como ya he comentado, la incidencia en el mundo del cáncer de cuello de útero es normalmente mayor en los países menos desarrollados (fuente). España en concreto es baja, entre 5 y 15 casos por 100.000 habitantes, dependiendo de la región (fuente). En 2012 se registraron unos 2500 casos de cáncer de este tipo y 850 muertes debidas al mismo (fuente). A modo de comparación, para 2015 la Sociedad Americana contra el Cáncer ha publicado que en EEUU se esperan unos 13.000 nuevos casos de cáncer y unos 4000 fallecimientos por esta causa (fuente).

Por otro lado, debido a su evaluación en base a prevención de neoplasias, todavía no sabemos el porcentaje de cánceres de cuello de útero que realmente se pueden prevenir. La importante reducción de infecciones y neoplasias de los ensayos invitan a ser optimistas (con cálculos anuales que oscilan entre los 1000 y 2000 casos de cáncer de útero y 400-600 fallecimientos), pero podría haber factores que modificasen estas expectativas.

De cualquier forma, no parece que a corto plazo la vacuna vaya a servir para reducir los costes de seguimiento habituales, ya que todos los expertos recomiendan mantener el seguimiento ginecológico y el tesp pap. Aunque si la vacuna muestra un alto grado de efectividad, es lógico pensar que estas revisiones podrían reducirse u optimizarse.

Insisto en que todo esto no son más que cálculos basados en modelos y que varían bastante, dependiendo de los estudios,ya que hay bastantes variables con un alto grado de incertidumbre.

Por otro lado, el coste que supone la vacuna es relativamente elevado comparado con otras, su precio al público suele oscilar entre 100 y 150 dólares. Este precio se ha reducido sustancialmente cuando los gobiernos han negociado la compra de grandes cantidades con los fabricantes (en España ronda los 30 euros por dosis, fuente), pero sigue siendo más elevado comparado con el de otras vacunas, que suele ser de unos pocos euros. Considerando que en España hay que vacunar anualmente a muchas decenas de miles de personas (unas 200.000 si se piensa en el 100%), la cifra final es importante. Evidentemente, el análisis coste-beneficio final también deberá incluir una evaluación de los recursos económicos sanitarios disponibles en cada país y su distribución, en función de las necesidades específicas prioritarias de cada uno de ellos.

Siguiendo diferentes modelos y aproximaciones, se han realizado estudios coste-beneficio en diversos países y algunas revisiones han aglutinado y recopilado esa información. La mayoría de ellas concluyen con resultados favorables a la vacuna del VPH:
Pero alguna otra no ha llegado a resultados claros ni positivos al realizar este tipo de análisis:
De cualquier forma, revisando estos trabajos se observa un elevado grado de variabilidad, de incertidumbre y de factores muy específicos de cada país. Personalmente, creo que los fabricantes deberán reducir significativamente el precio si quieren conseguir venderla de forma continuada y llegar a otros países, especialmente los menos desarrollados.

En lo que respecta a España, el único trabajo que he encontrado sobre este tema es "Cost-effectiveness of human papillomavirus vaccination and screening in Spain", en el que se hace un análisis de los métodos utilizados para la prevención del cáncer de útero, revisiones, test pap y la vacuna. En sus conclusiones propone diversas opciones de combinación de ambos métodos para conseguir el mejor equilibro y eficiencia.

Críticas en España

La mayor parte de las críticas respecto a esta vacuna suelen referirse a la falta de ensayos,  la poca cantidad de sujetos utilizada, una dudosa eficacia y una extrema peligrosidad. Como he ido exponiendo, los datos no confirman estas afirmaciones. Hay quien incluso acusa a las farmacéuticas de ocultar datos y ensayos, como han hecho en otras ocasiones. Estas sospechas, al menos en este caso, no parecen tener demasiado fundamento, como se explica en artículos como "Poor quality of scientific journalism about the human papillomavirus vaccine: open letter to Colombian news media" (2013). Resulta que los fabricantes han hecho públicos los resultados de todos los estudios, pero por el contrario, muchos de los trabajos sobre el tema financiados con otros mecanismos y por otras entidades no han publicado resultado alguno.

Por otro lado, los detractores más activos suelen decir que existe un amplio movimiento sanitario en contra de la vacuna. Pero lo cierto es que son casos muy aislados.

En España gran parte de la información en contra de esta vacuna y sobre testimonios de afectados proviene del periodista Miguel Jara, que ha escrito un libro con planteamientos muy discutibles sobre el tema y que es socio de una empresa cuya actividad es la de actuar como abogados de afectados por las vacunas (y que, por lo que se puede leer en las noticias, no parece tener demasiado éxito). En su web suele enlazar los mismos testimonios repetidas veces y anima con frecuencia a posibles afectados a contratar sus servicios. Basta pinchar en cualquiera de los enlaces que incluye en sus artículos y leer lo que dicen "sus fuentes" para comprobar que sus afirmaciones no se basan en pruebas concretas, sino en textos y opiniones totalmente subjetivas de unas pocas personas, siempre las mismas.

Otra de las referencias antivacuna VPH es el catedrático de salud pública Carlos Álvarez Dardet (al que Jara menciona una y otra vez en sus escritos). Basta leer lo que dice en su petición para la retirada de la vacuna del VPH para comprobar que el texto está lleno de errores de concepto y alarmismo injustificado. Y que incluye una buena cantidad de falacias y afirmaciones sin demostrar o directamente falsas.

El tercer protagonista es Juan Gervás, también muy citado por Jara. Es un médico actualmente jubilado, bastante crítico con muchos aspectos del sistema sanitario y que también arremete contra esta vacuna, entre otras cosas. Estos tweets suyos ilustran hasta dónde llega con sus mensajes:



Con las evidencias que hemos visto, no parecen muy fundamentados. Este artículo y este otro son un buen ejemplo de sus planteamientos y, en mi opinión, no son más que un popurrí de cherry picking, hipótesis sin demasiadas explicaciones y suposiciones altamente alarmistas.

Hay algunos personajes más en este pequeño grupo crítico, en este caso seguidores sistemáticos de la pseudociencia y vendedores de remedios "alternativos" fraudulentos. En su mayoría son contrarios a cualquier tipo de vacunación y se apuntan a casi cualquier conspiranoia, sea del tipo que sea. El bioquímico Jose Miguel Mulet los menciona en este post sobre el tema y, en mi opinión, cuanto menos publicidad se les dé, mejor, así que no añadiré nada más.

Más lecturas

Además de todos los enlaces y referencias que he ido incluyendo a lo largo del artículo, si alguien quiere profundizar en el conocimiento científico del virus y de la vacuna puede recurrir a las siguientes lecturas:
Por otro lado, si alguien desea leer algo más general y divulgativo sobre las vacunas, recomiendo los siguientes artículos:
Conflicto de interés

Finalizo comentando que aunque por formación universitaria soy químico, nunca he trabajado para empresas químicas, farmacéuticas ni similares, ni recibo ningún tipo de ingreso ni compensación por escribir sobre las vacunas.

Este post lo he escrito por iniciativa propia y por interés personal, ya que tengo dos hijas que próximamente tendrán la edad de vacunación.

Actualizaciones y enlaces posteriores de interés: 


59 comentarios:

La potxola de Jarrai dijo...

Mis felicitaciones por este artículo que explica a la perfección tanto el VPH como su vacuna, acompañado por supuesto, por referencias bibliográficas.
Estudio enfermería y en mis prácticas he visto cómo en las consultas de pediatría cada vez son más los padres que se niegan especialmente a que se administre a sus hijas.
A mí me tocó estar en su día como paciente en esa consulta cuando se introdujo en el calendario vacunal de mi CCAA y hubo mucha confusión con eso, pero finalmente fui vacunada con Cervarix.

Juan Manuel dijo...

Estupendo artículo, digno de cualquier revista científica.

Antoni Torres Collado dijo...

Muy buen artículo, lo comparto!

Centinel dijo...

¡Gracias a todos!

Almudena dijo...

¿Conoce la asociación de afectadas por la vacuna del virus del papiloma:
http://inicio.aavp.es/
También lo que opinan algunos ginecólogos al respecto:
http://trotulacritica.blogspot.com.es/search/label/Virus%20del%20papiloma%20humano
O la asociación española contra el cáncer?:
https://www.aecc.es/SOBREELCANCER/CANCERPORLOCALIZACION/CANCERDECERVIX/Paginas/vacunacioncontraelcancerdecervix.aspx
No pretendo poner en duda su documentación, pero la verdad es que el alto número de casos sospechosos de haber sufrido trastornos neurológicos como consecuencia de la vacuna, unido a la necesidad de seguir vigilando con los medios habituales la posible aparición de lesiones precancersosas, convierten a esa vacuna en sospechosa, en mi opinión. Desde luego que hay quien cree que las jóvenes vacunadas sólo sufren síncopes histéricos, pero los testimonios aducidos por la aavp y los recogidos por el vaers resultan,cuanto menos, inquietantes. Así las cosas ¿se arriesgaría Vd, a que la vacuna le fuera administrada a su hija? Permítame la comparación: es como cuando uno sale a la calle con paraguas porque la AEMET ha dicho que va a llover, aunque se asome a la ventana y vea un sol espléndido; claro que aquí se juega uno algo más que la incomodidad de cargar con un objeto inútil... Gracias por su trabajo.

Centinel dijo...

Le responderé brevemente a cada pregunta:

1. Sí, conozco a asociación de afectadas, si me he documentado para el artículo no tendría sentido no haberla conocido. Y en el artículo creo que he expresado con claridad lo que pienso sobre los afectados.

2. Algunos gincólogos no es correcto, esa web representa a muy pocos y solo exponen opiniones, sin basarse en datos ni pruebas.

3. La AECC no dice nada contra la vacuna que no digan elresto de los expertos, simplemente recuerda que no protege totalmente y que hay que seguir haciendo revisiones. Algo que yo también he dichgo en el post.

4. Sí, vacunaría a mi hija. De hecho tengo una hija que en un par de años le va a tocar y otra más pequeña que le tocará en más adelante. Sin ninguna duda, después de documentarme e informarme en profundidad, vacunaré a las dos.

No he entendido muy bien su comparación de AEMET, pero permítame proponerle otras. ¿Si yo le cuento testimonios de niños víctimas de accidentes de tráfico, que son muchísimos más que los afectados por vacunas, dejaría de llevar a su hijo en coche? ¿O si le digo que en España mueren por ahogamiento unos 20 niños al año (datos del INE), también muchos más que por vacunas, dejará de llevar a sus hijos a la playa o piscina?

Almudena dijo...

Lo que quiero decir con mi ejemplo es que, a veces, la constatación empírica de algo choca con la creencia científica: ¿a qué se atiende entonces? Si uno conoce casos (y recalco el plural) de niñas cuyas vidas han sido gravemente trastocadas por la administración de esa vacuna, tiende a pensar que quizás haya algo que escapa a los estudios realizados. Yo conozco varios de aquellos, así que ese conocimiento va a condicionar mi actuación, diga lo que diga la ciencia. Y los ejemplos a propósito de accidentes de tráfico o ahogamiento no me parecen adecuados, porque ir en coche o bañarse en verano son actividades socialmente inevitables, mientras que la no administración de esa vacuna no cambia en absoluto la vida de nadie: ¿o es que pensaría Vd. lo mismo de alguien que le confiese que no viaja en coche por miedo a los accidentes, que de una muchacha que afirme no atreverse a inyectarse la vacuna? En fin, que me felicito por que exista la libertad: Vd. puede vacunar a sus hijas convencido por la evidencia científica que ha encontrado, y yo no hacerlo preocupada por el desafío estadístico que supone mi experiencia personal. En cualquier caso le deseo mucha suerte. Un saludo.

Centinel dijo...

Permitame un par de comentarios más :
1.Usted está deduciendo que la causa segura de esos casos es la vacuna. Y ese es el principal error ya que, con gran probabilidad, la mayoría, si no todos, tendrán otra causa, es lo que dicen los datos. Pero soy consciente de que no le voy a convencer, normalmente cuando alguien no cree en las casualidades tampoco entiende realmente lo que son las casualidades. Ocurren constantemente, nos guste o no.

2. ¿Realmente cree que el coche es socialmente necesario? Tengo 2 amigos, ambos totalmente normales y ambos con hijos, que no tienen coche.

3. Permítame desearle más suerte a usted. Si no vacuna a su familia, la va a necesitar bastante más que yo. Lo digo sin ninguna acritud, es lo que muestran los datos, sui no se vacuna, se depende mucho más de la suerte..

Mars Attacks dijo...

"Yo conozco varios de aquellos, así que ese conocimiento va a condicionar mi actuación, diga lo que diga la ciencia."

Permíteme reescribir esa frase: "Las impresiones que me han producido casos cuya causa no está corroborada va a condicionar mi actuación, a pesar de lo que diga el conocimiento".

Precisamente la ciencia nos intenta librar de las malas relaciones mentales que provocamos los humanos con nuestras tendencias y prejuicios, generando el conocimiento.

Yo lo tengo muy claro; igual que fumar te da papeletas para tener un tipo de cáncer (que podrías haber tenido igual aunque no fumaras, pero cuya probabilidad se dispara), esta vacuna te quita papeletas para otro tipo (con todos los límites que tenga).

No puedo dejar de resaltar que, si profundizas en los temores creados, te encuentras con intereses bastante oscuros que se aprovechan de correlaciones espurias para manipular la realidad a costa de la salud ajena (véase venta de libros, contrato de abogados, charlas... lo disonante siempre tendrá un nicho al que venderle algo).

Albert dijo...

Muchas gracias por tan excelente análisis. Hoy he visto otro post interesante sobre el mismo tema, lo enlazo para tus lectores interesados, saludos:
http://curiosidadesdelamicrobiologia.blogspot.com.es/2015/07/a-veces-simplemente-es-mala-suerte.html

Serdna dijo...

Te van a dejar la espalda roja de tanta palmadita.

En fin, es tu blog y obviamente escribes lo que te dé la gana, incluido el conjunto de enlaces a lo que creas conveniente y con el análisis de la profundidad de tu elección. A pesar de la inconsistencia de tu entrada (no me sirve hablar de falacia así, en general, sin explicitar nada de nada, en una entrada que subtitulas, ¡como no!, "lo que dice la ciencia"), no tenía pensado decirte nada hasta que has escrito:
"Señores de @sanidadgob: Por qué permiten este tipo de webs llenas de falacias y que atentan contra la salud pública? http://www.migueljara.com/"

¿En serio? ¿Toda su web? ¿Restringir su derecho constitucional a la libre expresión exactamente por qué entrada y qué falacia? Dado que veo que por ti censuramos alegremente, sería importante que completases con información donde falsases varios de los puntos preocupantes al respecto de estas vacunas apuntados por Enrique Gavilán en el blog de Miguel Jara, especialmente uno:
"... el suero que recibieron las personas que estaban en el grupo del placebo estaba enriquecido con sales de aluminio, el mismo adyuvante que se utiliza para potenciar el efecto de la vacuna sobre la inmunidad y que se cree puede estar involucrado en muchos de los efectos adversos graves de la vacuna.
Así pues, si ambos grupos iban a recibir la misma cantidad de sales de aluminio, era bastante probable que fuesen a tener el mismo perfil de efectos adversos, llegándose a la conclusión preconcebida de que la vacuna no ofrecía desventajas si se le comparaba con el placebo."


Yo aún no he revisado en profundidad la información sobre el aluminio en las vacunas, pero una búsqueda rápida y quedándome con el primer resultado me lleva al ensayo de intervención de Villa et alter:
"The study had two placebo groups with adjuvant doses of 225 μg or 450 μg for appropriate safety comparisons."

Al menos con un orden de magnitud mayor en cantidades de aluminio inyectado ya se obtienen problemas en ratones. Personalmente no veo qué pinta el aluminio en el placebo en absolutamente ningún ensayo de intervención. No he ido a ver aún si se analizan aparte o no en los meta-análisis que citas. Si tu sí, completa.

También sería de agradecer que añadieses las curvas de mortalidad en función de la edad por cáncer de cuello de útero, porque obviamente no estamos intentando prevenir muertes en adolescentes: de existir efectos adversos graves a mí no me valdría ni tan siquiera que aumentasen la esperanza de vida, o sea, la media. La vacuna sin beneficio de mortalidad a corto plazo ha de ser exquisitamente segura.

Completa, retráctate o no hagas nada. En este último caso ya te avisaré cuando revise la información al respecto y publique en mi blog las conclusiones, caso que no coincidan con las tuyas, por si te apetece pedir que me censuren a mí también.

Centinel dijo...

Sí, me ratifico en mi afirmación. Creo que no debería permitirse una web que distorsiona y selecciona la información sobre un aspecto tan básico de la salud como son las vacunas, por claros intereses comerciales. Aunque siempre es de agradecer que alguien vele por los derechos constitucionales, como el de la libertad de expresión. Espero que cuando opino lo mismo sobre el marketing alimentario infantil o sobre la publicidad engañosa de la industria, salgas también rápidamente en defensa de sus derechos constitucionales.

Tienes todo el derecho a que no te gusten los estudios que recopilo y a seleccionar otros que te gusten más. Espero que seas al menos igual de exigente con Jara, que nunca cita ni uno solo de todos estos estudios y revisiones. ¿Le has pedido ya que empiece a incluir en sus artículos más estudios o pruebas científicas sólidas y menos testimonios dudosos y opiniones? Vale, no digo muchos, que igual es pedir demasiado, ¿pero al menos alguno? ¿O ese tipo de sugerencias te las reservas para gentuza cientifista?

Me parece muy bien que escribas sobre el aluminio y las vacunas, es un tema interesante. Reconozco que no he profundizado en el tema de los adjuvantes, aunque creo que hay poco o nada en lo que respecta a la vacuna del VPH. Desde un punto de vista más genérico, no sé si cumplirá tus exigentes requisitos, pero hace poco se publicó una revisión crítica sobre sus posibles efectos adversos, que supongo que ya conocerás: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25794485

Por cierto, gracias por ayudarme a que no me crea tanta palmadita en la espalda, siempre es bueno tener los pies en la tierra. Espero que cuando los "amigos de lo alternativo" más radicales me insulten y me llamen de todo, que es lo más frecuente (aunque hoy en día "censuro" la mayoría de los insultos, he de reconocerlo), escribas algún comentario al respecto. En el sentido que prefieras, claro.

Centinel dijo...

Si todavía no lo has leído, te recomiendo el último post de Jara sobre los peligros de las ondas electromagnéticas y el WiFi. En este caso, aparte de indignarme, ha conseguido que sienta vergüenza ajena.

Serdna dijo...

Por mi cualquier empresa de alimentación puede decir lo que le venga en gana: cuando diga falsedades a posta y utilice publicidad engañosa, aplíquese la ley (que supongo existe). El problema surge con las relaciones de financiación bastardas (estos días tenemos, como bien sabes, por un lado las galletas y la pediatría aquí en España, por otro los institutos de balance energético y las bebidas azucaradas/edulcoradas en EE.UU.): a mi entender lo único a legislar es que la información/opinión ha de quedar bien claro quien la costea. Por otra parte los órganos oficiales emitiendo recomendaciones (supongo que estarán incluidas de manera subsidiaria en una persona jurídica pública, que de derecho ando totalmente pez) deberían simplemente integrar exactamente cero miembros con conflictos de interés.

En el caso de Jara, siento que no me sirva un ad hominem a la anglosajona (ya te había comentado al respecto que opino que abusas de dicha figura). Por supuesto, igual que con Zöe, no estoy de acuerdo, ni mucho menos, con todo lo que escribe. Por supuesto que se echan en falta referencias en muchas de sus entradas; esto ocurre en muchas otras webs. Lo que no voy a hacer, perdona, es leer sus entradas al respecto de la toxicidad de las ondas WiFi: lo veo extremadamente poco plausible (aún así, a priori no parece que las frecuencias de resonancia de Schumann fuesen a tener efecto biológico alguno... y Wever demostró su influencia en los ritmos circadianos) y no me interesa en absoluto, pero quien quiera probar que existe que haga un estudio doble ciego. Dicho esto, creo que está clarísimo cuáles son sus conflictos de interés ya sólo entrando en su página y viendo la mitad superior de la pantalla, por lo que no creo que se le pueda acusar (no digo que lo hagas tú) de esconderlos. Tampoco he visto, dentro de lo que sí le he leído/ojeado, que haya solicitado la censura de lo publicado por nadie.

Respecto a los adyuvantes, sólo me interesa (por el momento) el aluminio. Espero que no sea general meterlo en el placebo, porque entonces la utilidad de los meta-análisis al respecto de efectos adversos va a ser exactamente cero patatero. No he leído aún ninguna revisión del tema, que además de la que citas parece haber algunas más también recientes, como por ejemplo la de Guimaräes et alter cuyo resumen dice (mis negritas):
"In conclusion, there are several case reports of autoimmune diseases following vaccines, however, due to the limited number of cases, the different classifications of symptoms and the long latency period of the diseases, every attempt for an epidemiological study has so far failed to deliver a connection."

Al respecto de los tiempos: echa un vistazo al estudio epidemiológico que enlazas de Gee et alter (ya referenciado también en su día en Science Based Medicine). Mira el intervalo de tiempo máximo tras vacuna para asociar efecto adverso: 42 días. Lo siento, pero a mí esto no sustituye en absoluto ensayos controlados con placebo inerte (que, repito, aún no he ido a ver si existen) en cuanto a dejarme tranquilo.

Reitero. No es Jara el que tiene que dar pruebas sólidas de la inocuidad de esta vacuna: placebo incluyendo aluminio (repito, aún no sé si es general) e intervalos de tiempo reducidos no las van a componer. Con esta entrada no creo que hayas refutado ninguno de los argumentos que se exponen en su blog (las citas, como te he demostrado, se encuentran). No veo, por tanto, cómo estar tan lleno de razón para solicitar su censura.

...

Serdna dijo...

...

Respecto a los insultos. Supongo que en los comentarios claramente inanes e insultantes estaríamos perfectamente de acuerdo (sólo estoy suscrito a los comentarios de algunas entradas de tus blogs). Por contra, soy de la opinión de que el buenrollismo está sobrevalorado, especialmente en estos temas.

Manuel Gerardo dijo...

El señor Serna habla de inconsistencias en el escrito pero no nombra cuáles. Más que las supuestas inconsistencias del escrito al parecer lo que le molestan son las palmaditas en la espalda. Para tranquilidad del Señor Serdna, no le voy a dar palmaditas en la espalda al Señor Centinel, pero sí le voy a echar un cuento.
En Venezuela hace poco, y tras el ruego por años de la comunidad médica, el gobierno chavista aprobó la vacuna contra el VPH. Sin embargo, sectores del propio gobierno, en particular Eduardo Chamán, comunista que viró en farmaceuta y que ha sido ministro de casi todo excepto de Salud, para suerte y sorpresa de los que todavía quedamos vivos en este país, se han ocupado de desacreditar rabiosamente dicha vacuna, pero esgrimiendo cosas tales como que las vacunas son un negocio (descubridor del agua, ni siquiera de la tibia) o que Gardasil y Cervarix matan a niñas. Argumentos y datos, lo que se dicen argumentos y datos, no muestra (en eso, con todo respeto, se parece al señor Serdna). ¿Pero por qué cuento esto? Porque resulta que en nuestro país la incidencia de carcinoma de cuello uterino es un verdadero problema de salud pública. Y no solo es un problema por las mujeres que mata, sino que a ello se agrega el hecho de que las mata jóvenes y multíparas, es decir, que dejan a varios hijos huérfanos cuando su madre, de paso, estaba en plena vida productiva (y en ocasiones se trata de la -única- cabeza de familia). En España se pueden permitir no introducir una vacuna que ha demostrado ser efectiva y segura por dudar todavía de si se trata o no de una medida eficiente (y parece ser que la medida allí también lo sería). Pero aquí en Venezuela, dada la evidencia disponible, someter a esa vacua a esa duda puede convertirse prácticamente en un acto criminal. Otra cosa es que a mí se me ocurran varias hipótesis por las cuales la vacuna en un futuro no prevenga el cáncer de cuello uterino, tales como que las cepas oncogénicas minoritarias se vuelvan más virulentas o que ocupen el espacio que dejen los subtipos incluidos en las vacunas. Pero ¿es racional que lo que conocemos con certeza lo supeditemos a lo que no es más nuestra simple capacidad de especular? Y lo que sabemos con certeza es que el VPH causa la gran mayoría de carcinomas de cuello uterino y que la vacuna previene, porque eso si está demostrado, las lesiones premalignas que degeneran, en un pequeño porcentaje (porcentaje que es la causa de nuestras angustias) en carcinomas invasores.
Es imposible vivir en mi país y no relacionar casi todo con la política. Aquí, como en España, algunos movimientos de izquierda (los más radicales) se agarraron la bandera de la antirrazón y el alternativismo. La diferencia es que aquí esos sectores ocupan toda la vida pública, desde todos los Poderes Públicos hasta la totalidad de los medios de televisión de señal abierta, hasta gran parte de la radio y los periódicos. Espero que en España nunca ocurra esto.
Yo soy un estudiante de medicina agradecido por tu entrada, muy bien documentada y clara (para no molestar al Señor, estas palmaditas se las doy en los hombros y no en la espalda). Saludos desde Venezuela.

Aletheia dijo...

Me gustaría saber tu opinión sobre el vídeo de Teresa Forcades sobre la vacuna del virus del papiloma humano. Ella es totalmente contraria a la vacuna y lo explica de manera muy clara y rotunda.

Centinel dijo...

Creo que es evidente. Es tan rotunda como escasa en pruebas y con afirmaciones falsas y alarmistas. En este artículo he enlazado decenas y decenas de estudios, ¿cuántos enlaza ella?

Centinel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alicia Martinez Campillo dijo...

Me pregunto por qué tenemos que vacunar a niñas de doce años contra un tipo de cáncer que no es de muy alta incidencia en España, que además con una simple citología se detecta si está presente el virus y hay tratamiento para que desaparezca la infección, que todavía no se ha convertido en cáncer. Pues para que una infección por el virus del papiloma humano llegue a producir cáncer pasan entre 20 y 40 años, razón por la cual, tampoco se está seguro de la efectividad de la vacuna. Si a eso añadimos que cada vez se alzan más voces expertas en contra de la misma, como la del catedrático de Salud Pública de la Univerdidad de Alicante, el Dr. Sin Hang Lee o el Dr. Laurent Bélec, y si además resulta que después de un congreso en Japón sobre esta vacuna, dicho país ha dejado de recomendar la vacuna. Para mí, como madre es suficiente duda para no poner la vacuna a mis hijas. Que se lucren las farmacéuticas con otro.
No veo la necesidad de la vacuna.
Por cierto, Teresa Forcades fue la primera voz en España que alertó contra la mala gestión de la gripe A. ¿También era necesario vacunar masivamente a la población de la gripe A?

Centinel dijo...

Alicia, tras leer tu comentario me entran dudas sobre si has leído el post entero, porque hablo de todo lo que tu mencionas pero dando datos y estudios concretos.

Para que los puedas poner en perspectiva, son datos del mismo orden que el uso del cinturón de seguridad. La cantidad de vidas de niñas que se puedan salvar por su uso probablemente andará por varios cientos anuales o, como mucho, un millar. Es cierto que ha habido algún caso en el que alguna niña se ha salvado milagrosamente en un accidente automovilístico por no llevar cinturón puesto y salir despedida por la ventana, s llega a llevarlo puesto habría fallecido, como el resto de ocupntes del coche. ¿Vas a dejar de poner el cinturón a tus hijas porque mueren pocas niñas al año y por esos casos tan aislados y excepcionales?

Lo siento, pero es falso que cada vez hay más expertos en contra de la vacuna. Precisamente pasa lo contrario. Cada vez que se va a aprobar su uso en un país, las autoridades sanitarias solicitan a sus mejores expertos informes y revisiones sobre su eficacia y seguridad. Y ya se utiliza en decenas y decenas de países, tras revisiones realizadas por cientos o miles de profesionales y expertos.

Y te recomiendo tener cuidado con los “expertos” en los que te fijas. Por ejemplo, puedes leer en estos dos artículos detalles sobre Hang Lee y su fiabilidad y sus meteduras de pata:

http://scienceblogs.com/insolence/2013/01/09/dr-sin-hang-lee-is-at-it-again-with-the-gardasil-fearmongering/

https://www.sciencebasedmedicine.org/beware-hpv-dna-in-gardasil/#more-15635

Respecto a Forcades, también es faso que fuera la primera que se alzó contra la gestión de la vacuna de la gripe A. Fue un tema complejo y sobre todo político-económico (la compra preventiva de vacunas), sobre el que muchos profesionales hablaron y opinaron de forma crítica. Pero ella salió mucho más en la TV porque era una monja hablando de vacunas.

Además, que en una ocasión criticara una decisión político-económica no le da la razón en todas las cosas que diga después. Como por ejemplo, que un desinfectante industrial cura el ébola o que el mercurio de las vacunas provoca autismo. Al contrario, más bien no da ni una, cada estudio que se publica sobre los temas de los que habla concluye lo contrario de lo que ella dice.

Respecto a que no quieres que se lucren las farmacéuticas… pues mira, la verdad es que las vacunas no son sus medicamentos favoritos, ni mucho menos. Casi les dan más problemas que beneficios. Se aplican un par de veces en la vida… y se acabó el negocio. Es mucho más rentable para ellas fabricar medicamentos para enfermedades crónicas, que hay que tomarlos continuamente y durante muchos años . De hecho, quizás hasta ganen más vendiendo la quimioterapia y resto de medicamentos para el tratamiento contra el cáncer que puedan desarrollar quienes no se vacunen.

Si no quieres que alguien se forre a tu costa, haz números fijándote en otras cosas menos útiles y en las que se puede ahorrar mucho más. Por ejemplo, con lo que te vas a gastar a lo largo de la vida de tus hijas en ropa de Zara, zapatos chulis, teléfono móvil o en darle la paga para que se la gaste haciendo botellón o comprando tabaco (espero que cuando sea mayor, claro). Cualquiera de esas cosas te va costar mucho más que la vacuna, que sumando las tres dosis no llegará a 100 euros.

Roseta dijo...

Excelente artículo! Hay todavía poca gente concienciada de la importancia de esta vacuna, es una pena...creo que el problema es que quien tiene el virus, no habla de ello abiertamente al ser un "tema relacionado con el sexo". Yo soy joven y en mi entorno conozco muchos casos, demasiados! Y también algunas mamás llevándose las manos a la cabeza por haberse negado en su día a vacunar a la nena...la cantidad de disgustos que se hubieran ahorrado.
Un saludo y sigue informando así de bien, seguro que muchos agradecerán tu labor!

Roseta dijo...

Conoce usted a chicas afectadas por el virus y con cáncer?

Roseta dijo...

Entre 20 y 40 años para producir cáncer dices? Que hay tratamiento? Perdona, pero esto no es cierto... Veo que no conoces ningún caso de este cáncer, se habla poco, pero hay muuuuchos, por nombrarte a una famosa, Raquel del Rosario, lo publicó en su blog: virus y dos operaciones de conizacion en 2 años y con menos de 30...la vacuna hubiera evitado todo!
Suerte para tus hijas, sin vacuna, la necesitarán!

Roseta dijo...

Aqui dejo un enlace con testimonios de chicas afectadas por el virus, hay algunos casos bastante graves, otros no... pero seguro que todas estas chicas pondrían la vacuna a sus hijas (las q puedan ser mamás) http://www.jostrust.org.uk/your-stories/women-affected-cervical-cancer/gemmas-story

Centinel dijo...

Ojo, el vídeo que se enlaza en el comentario anterior no son casos de personas afectadas únicamente por el virus, sino también por el cáncer. Como explico en el post, tener el virus no significa necesariamente que se vaya a padecer el cáncer, ni mucho menos.

asomo dijo...

Bajo el principio del mal menor, como considerar lo siguiente ?, incidencia real dada la diversidad cultural y religiosa de la higiene y medidas de prevención, un ámbito de actuación de la vacuna de sólo un aparente 3% de cánceres, cierta cantidad de aluminio que nuestro cuerpo no procesa, por ejemplo. Frente a riesgo de muerte, deterioro grave, algunos autores señalan que las incidencias reconocidas no llegan a un 10% de las reales.
He de decir que conozco a mujeres que han desarrollado vph que con la aplicación de la prevención no han modificado su calidad de vida.
Los intereses económicos vinculados en su historia han demostrado pocos escrúpulos con la vida humana (follow the money).
gracias por su tiempo.

Centinel dijo...

Me remito al post, creo que doy respuesta, con pruebas y datos, a todas y cada una de esas afirmaciones.

Albert dijo...

Hoy he visto otro post sobre el tema y me he acordado inmediatamente de éste. Lo enlazo para tus lectores interesados, saludos:
http://jralonso.es/2016/04/03/la-vacuna-contra-el-virus-del-papiloma-humano/

Jesus Rodriguez-Otero dijo...

Estimado colega (le llamo así porque yo también soy Químico, como usted):
En primer lugar le felicito por el gran trabajo que supone toda la recopilación de datos que ha llevado usted a cabo y por la redacción de esta extensa entrada. Sin embargo, debo decirle que DISCREPO BÁSICAMENTE DE SUS CONCLUSIONES. Aunque está claro que es un tema polémico y nada es blanco o negro, creo que los siguientes puntos son ciertos:
1) El cáncer de cérvix en España, aún siendo un problema importante (por supuesto en primer lugar para las mujeres que lo padecen), no es un asunto especialmente crítico dentro de las causas de muerte de las españolas: la mortalidad es una de las menores del mundo y es inferior al 5 por 100.000, de modo que las muertes andan por unas 700 al año. http://www.seom.org/es/prensa/el-cancer-en-espanyacom/104018-el-cancer-en-espana-2013
2) Estas 700 muertes anuales se concentran mayoritariamente en mujeres que no han seguido los cribados citológicos, los cuales permiten detectar las células PRECANCEROSAS y tratarlas con una tasa de éxito enorme. Recuérdese que estamos hablando aún de procesos precancerosos, ya que el cáncer de cérvix es de desarrollo muy lento y tarda en ser un verdadero cáncer unos 10 años, o más. Es decir, si todas las mujeres se hiciesen el cribado citológico, esas 700 muertes se reducirían enormemente, pudiendo llegar a ser sólo unas decenas, como mucho.
3) No me voy a meter con la seguridad o no de la vacuna VPH: usted encuentra un montón de citas que hablan de su seguridad, pero es cierto que hay otras citas que muestran lo contrario. Lo que está claro es que no hay consenso absoluto. Yo me dedico a la investigación Química y se cómo van las cosas de las controversias y las "pruebas científicas". Lo único cierto es que hay científicos que defienden la seguridad de la vacuna, pero hay otros científicos que la ponen en duda.
4) Incluso los fabricantes de la vacuna indican que no previene de todos los tipos de VPH, por lo que quedarían fuera un porcentaje importante de virus de riesgo (al menos un 20-30 %)
5) No se sabe mucho acerca de cuánto será la duración del efecto de la vacuna. ¿Cada cuánto tiempo hay que revacunarse?
6) La vacunación puede provocar una falsa seguridad en las mujeres, bastantes de las cuales podrían abandonar los cribados citológicos...

En resumen, aún considerando que la vacuna fuese completamente segura (cosa que no podemos afirmar), no veo su utilidad práctica en España. ¿Salvaría vidas?¿Cuántas? ¿Es razonable vacunar a millones de niñas, esperando unos resultados tan escasos? Yo lo veo claro: no es una vacuna necesaria, puede tener algún riesgo (controversia) y, sinceramente, creo que no salvará ninguna vida, ya que como opino en el punto 6), puede tener un efecto opuesto. Sin embargo, el cribado citológico de TODAS las mujeres, está demostrado que podría reducir la mortalidad hasta valores prácticamente nulos.

Roseta dijo...

Una pregunta para Jesús Rodríguez-Otero, de dónde se saca usted ese dato de que el cáncer tarda en desarollarse unos 10 años? Es que tambien pueden ser 2, eh? Por ahí arriba hay un link que puse yo misma sobre testimonios de chicas con cáncer y veinti pocos años... qué pasa, que se contagiaron con 11? Por favor! Un dato así no se puede soltar y quedarse uno tan pancho, a veces el cáncer llega rapidísimo en un año o dos, las citas para cribas en la seguridad social españolas son lentas, muy lentas... por no hablar de los "falsos resultados" en los que solo se toma "tejido bueno" y no te descubren el problemón. Los pasos a seguir son eternos: primero planificación familiar, luego que si esperamos 6 meses por si cura solo el virus y las lesiones, luego ya si a tu médico de cabecera le apetece te derivan al ginecólogo, después, al cabo de meses te hacen quizá una biopsia y al cabo de un siglo y medio ya si eso, te operan... esto en el mejor de los escenarios! De verdad deposita usted tanta confianza en los cribados con el estado actual de la seguridad social española?

Centinel dijo...

Dado que ya doy respuesta (con pruebas) a la mayoría de sus comentarios (sin pruebas) no voy a repetirme.

Añadiré unas pocas cosas:

La primera, ya que no tiene reparo en poner en duda la seguridad de la vacuna, sería de agradecer que aportara datos objetivos, no opiniones o frases desacreditadoras o conspiracionistas del tipo “sé cómo van las cosas de las controversias y las pruebas científicas". No se trata lo que diga uno u otro, sino de mostrar pruebas.

La segunda, respecto a su “apartado” 6, el hecho de que vacunarse pueda dar una falsa “seguridad”, los estudios no muestran el riesgo que usted ve, más bien al contrario. Las mujeres que se vacunan con frecuencia son igual o incluso más rigurosas a la hora de acudir a sus revisiones y al cribado, como puede comprobar en los siguientes enlaces:
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27100836
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26590048
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21473953
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24428631

La tercera, no sé de donde deduce que el cribado “está demostrado que podría reducir la mortalidad hasta valores prácticamente nulos” ¿Puede aportar pruebas? Porque los estudios no indican eso.

Y para terminar, respecto a si merece la pena o no la vacunación, también en el post hablo del tema (con datos), pero añadiré algo más ¿Se hace a la idea de lo que cuestan todos los sistemas de seguridad (sistemas electrónicos, cinturones, airbags, antibloqueo de frenos, etc.) de los millones de vehículos que hay en España? ¿Y los socorristas que vigilan todas y cada una de las miles de playas y piscinas de país? Pues ambas medidas realmente solo permiten salvar unos cuantos cientos de vidas al año. ¿Las quitamos entonces?

Jesus Rodriguez-Otero dijo...

Si me permite, le rebatiré su respuesta:
Dice que aporta pruebas y yo no. Pero deberíamos hablar con cierto rigor científico: usted llama "pruebas" a algo que no es tal. Es más, cuando algo es cierto no hacen falta varias pruebas, sólo hace falta UNA PRUEBA, ya que probar es demostrar inequívocamente. Si se prueba un hecho, no hace falta probarlo más veces. En ciencia, las únicas pruebas de verdad se limitan prácticamente al campo de la matemática o de la física, donde mediante desarrollos matemáticos se demuestra algo. Incluso hay ramas enteras de la ciencia que no se pueden probar, tales como la Mecánica Cuántica (a la cual me dedico) ya que se basa en postulados indemostrables. Y desde luego no es precisamente la medicina un campo científico que se caracterice por poder PROBAR, ya que se basa únicamente en estadísticas.
O sea que lo que usted aporta no son pruebas, sino una serie de estudios científicos que parecen indicar que la vacuna no es perjudicial. Del mismo modo, yo también le podría citar otros estudios que ponen en duda la inocuidad o la eficacia de la vacuna. No voy ahora a ponerme a hacer una búsqueda exhaustiva, ya que ello conlleva su tiempo, pero simplemente si se pone en el Google académico " hpv vaccine controversy" le salen más de 13.000 artículos académicos (https://scholar.google.es/scholar?q=hpv+vaccine+controversy&hl=es&as_sdt=0&as_vis=1&oi=scholart&sa=X&ved=0ahUKEwi5iaGNr9LMAhUILsAKHctmDbQQgQMIGjAA).
Según usted los estudios no indican que el cribado citológico conduzca a una drástica reducción de la mortalidad de este cáncer ... pero esto parece bastante evidente, si no, ¿por qué la mortalidad ha bajado tanto desde que se hacen los cribados en los países desarrollados?
https://www.aecc.es/SOBREELCANCER/CANCERPORLOCALIZACION/CANCERDECERVIX/Paginas/incidencia.aspx "Antes de las campañas de screening, la incidencia era similar en todos los países". O sea que blanco y en botella. Eso si, aún con un cribado total, no vamos a conseguir un 100 % de éxito, pero acercarnos sí.
Además, recientemente se ha mostrado que la efectividad del Pap aumenta si va acompañada de un test VPH:
http://www.deia.com/2016/04/15/sociedad/euskadi/un-test-alargara-a-una-vez-cada-cinco-anos-la-visita-al-ginecologo
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22711081?dopt=Abstract
Por último, la metáfora que usted pone acerca de la seguridad en los coches me parece poco afortunada. Es evidente que no se puede cuantificar el precio de una vida. No digo: no vamos a gastar el dinero en vacunas porque total para salvar a un par de cientos de mujeres no merece la pena. Digo: no parece absolutamente claro que la inversión en vacunas, vaya a reducir algo la mortalidad, ya que hay otros métodos alternativos (PAP+VPH) que ya dan unos resultados muy buenos y, además, resulta que esas vacunas tienen dudas acerca de su seguridad y, aún por encima, obliga a seguir con los cribados.
En seguridad viaria todavía hay muchísima margen de mejora, pero aquí resulta que ya tenemos unas medidas que funcionan muy bien, y que universalmente aplicadas pueden conseguir la casi total derrota de este cáncer. Lo cual no ocurre ni lejanamente para otros tipos de cáncer, y sin embargo, parece que no se hace el esfuerzo necesario para conseguirlo. Para este cáncer ya casi hemos llegado a la absoluta detección precoz, lo cual es el quid de la curación de un cáncer.
Por último, resulta que en medicina el dinero nunca es suficiente, ya que hay montones de sitios dónde el dinero puede salvar vidas, y de modo inequívoco. La lista es interminable: hepatitis C, listas de espera por doquier, retrasos en las pruebas diagnósticas, ...Y para mejorar la vida: prótesis, dependencia, sillas de ruedas y otros artilugios, psicología, ...
Mi humilde opinión me hace pensar que la relación coste-beneficio de la vacunación masiva del VPH está muy lejos de ser clara, con el perjuicio de que ya se disponen de medios necesarios para la lucha más que eficaz contra este tipo de cáncer.

Centinel dijo...

Breve y telegráficamente:

1. Discrepo de su definición de pruebas. Y la RAE también: http://dle.rae.es/?id=UVZCH0c En física o matemáticas tiene una aplicación práctica, en medicina otra. ¿Prefiere llamarlo evidencia? Pues lo llamamos evidencia, me da igual.

2. Sigue sin presentar evidencias. Que haya artículos publicados con la palabra "controversia" no significa que haya evidencia que la justifique.

3. No cambie ni modifique usted mis palabras. Antes he dicho que no hay pruebas de que el cribado vaya a evitar totalmente el cáncer de cérvix, algo que usted sí habia afirmado (y que ahora rectifica)
.
4. Según usted 800 muertes/año por casos de cáncer de cérvix = medidas funcionan muy bien; y 1100/año muertos por accidente de coche = hay mucho margen de mejora. Pues vale.

5. Sigue mencionando dudas respecto a su seguridad, sin aportar pruebas (perdón, evidencias)

6. Las elucubraciones personales y cálculos hechos a ojo no son muy rigurosos. Exiten métodos sistemáticos para evaluar coste/beneficio de un tratamiento o política sanitaria

Jesus Rodriguez-Otero dijo...

Si me permite, le voy a contestar de nuevo y sin acritud alguna, ya que usted tiene una opinión y yo otra y no por eso vamos a enfadarnos.
1. Me reafirmo en mi definición de “prueba”. La RAE no proporciona definiciones científicas, es más, muchos términos científicos ni aparecen. Lo que se prueba, queda probado, no hace falta probarlo mil veces. Como mucho le admito el término evidencia, aunque aún me parece excesivo. Más bien son solamente resultados, datos que son interpretables. Son como el día de las elecciones, en las que todos los partidos ganaron porque buscan los datos que quieren. Y siempre los encuentran.
2. Si existen más de 13.000 artículos que tratan la controversia de la vacuna VPH, es que es indudable de que existe una importante controversia. Evidentemente de esos artículos unos tirarán para un lado y otros para el otro. Y evidentemente no tengo tiempo para ver los 13.000 artículos. Tampoco creo que usted lo haya hecho.
3. El que está modificando las palabras es usted, ya que yo en mi primer comentario dije “si todas las mujeres se hiciesen el cribado citológico, esas 700 muertes se reducirían enormemente”. No hablé de “evitar totalmente el cáncer de cérvix” como usted dice.
4. A los 1100 muertos/año por accidentes de circulación, hay que sumarle unas decenas de miles de heridos de los nunca nadie se acuerda, con secuelas a veces tan graves como la tetraplejia. Además, el descenso de la siniestralidad últimamente se ha estancado totalmente, es decir que hay que buscar NUEVAS medidas para seguir mejorando. No ocurre lo mismo con el cáncer de cérvix. Como se ve en la gráfica que usted adjunta, desde 1990 hay un descenso lineal y continuo de las muertes, que si sigue así llegarán a un nivel despreciable dentro de una década, en los países desarrollados. Por cierto, España ya está hoy por las 5/100.000. Y por cierto, en la entrada que usted tiene sobre la evolución del cáncer, el cáncer de cérvix es prácticamente el único que experimenta una mejora sustancial y continua en los últimos años.
5. Como le digo en el punto 2, hay datos contradictorios. Y digo yo que el Dr. Álvarez Dardet no se habrá inventado las cosas para pedir la retirada de la vacuna. Por cierto, usted descalifica la opinión de este científico en dos líneas …
6. No hago elucubración alguna. Y sé bastante de cálculos, ya que a ello me dedico. Me remito al punto 1) y lo de las elecciones para responderle.

Y no soy ningún antivacunas, las vacunas han salvado millones de vidas. Lo que ésta probablemente no hará. Una vacuna dudosa e innecesaria para un problema que ya está bien controlado y en camino de convertirse en algo curable casi al 100%.
Por último, humildemente, me parece que esta entrada de su blog tiene un título un tanto pretencioso: “lo que dice la Ciencia”. ¿Quién es la Ciencia? ¿Quién habla en nombre de ella? Porque en el mejor de los casos, esto sería correcto si TODOS los científicos opinasen lo mismo, cosa que no es cierta en este caso… Puede que haya más científicos a favor que en contra, pero aún así como mucho usted podría decir “lo que dicen la mayoría de los estudios científicos”. Y le recuerdo que en su momento Galileo tuvo que “aceptar” la mayoritaria teoría geocéntrica, para no acabar en la hoguera.

Centinel dijo...

1. Llámelo prueba, llámelo evidencia, llámelo como quiera. Usted no ha aportado todavía ninguna y en el artículo yo enlazo un centenar de estudios, muchos de ellos metaanálisis, que es la evidencia de mayor valor en medicina y salud.

2. Que una búsqueda en Google Scholar dé muchos resultados solo significa que se ha escrito sobre el tema. Si busca sobre los tratamientos para el sida (AIDS THERAPY CONTROVERSY) hay más de 100.000 resultados, ¿significa eso que sus tratamientos no funcionan? Y si hace la búsqueda con UFO CONTROVERSY obtendrá más de 5000 resultados, ¿nos abrimos entonces a la posibilidad de que existan los OVNIs?

3. Le copio-pego su frase: “está demostrado que podría reducir la mortalidad hasta valores prácticamente nulos”. Veo que aquí no ha tenido reparos en el uso de la palabra “demostrado”. Pero sin mostrar datos que avalen esa demostración. La verdad es que los datos dicen otra cosa, justo lo contrario. En muchos países - los más desarrollados - la tendencia descendente del cáncer de cérvix se ha estancado, manteniéndose casi constante:

http://globocan.iarc.fr/Pages/fact_sheets_cancer.aspx

Así que si hay algo demostrado, es precisamente lo opuesto: que al llegar a unos 5/100.000 casos, el cribado no aporta ventajas añadidas.

4. ¿Pero no hablábamos de muertos? Venga, hablemos de afectados. Los casos de cáncer de cérvix son unos 2500 al año y los heridos graves en accidentes son unos 5000 al año. Solo cuento los graves porque si también hablamos de heridos leves, entonces deberíamos compararlo con afectadas por todo tipo de afecciones asociadas al virus del papiloma. ¿2500 cánceres son pocos y 5000 heridos graves mucho? Usted mismo. Por cierto, para prevenir accidentes de tráfico hay otras medidas muy eficaces (seguramente más), como por ejemplo el carné por puntos, la vigilancia policial, los radares y las multas, ¿para qué gastar entonces tanto en la seguridad del vehículo?

5. ¿Va a concretar qué datos son contradictorios o simplemente se va a limitar a repetirlo una y otra vez? No sé lo que se ha inventado o no el señor Dardet, porque no aporta datos objetivos, pide la retirada y poco más. Yo no descalifico su opinión, le pido evidencias, como a usted, y ninguno las aporta. Y no es la primera vez que Dardet hace este tipo de cosas, hay algún vídeo por internet con sus declaraciones sobre los transgénicos que dan vergüenza ajena. Mire, poner al mismo nivel una opinión sin datos frente a cientos de opiniones basadas en evidencias, no es muy “científico”; conviene recordar que para poder venderse en cada país la vacuna se somete a revisión por expertos en vacunología y salud pública nacionales, que saben tanto o más que el señor Dardet. Esta es la revisión española:

http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/docs/PapilomaVPH.pdf )

Y la vacuna está aprobada en decenas de países:

http://www.who.int/entity/immunization/diseases/hpv/Countries_using_HPV_Nat_Imm_Schedule_planned_introductions.pptx?ua=1

Así que, puestos a elegir, me quedo con las conclusiones basadas en datos, documentadas y justificadas de cientos de expertos de todo el mundo..

6. Las falacias de autoridad (“sé cómo van las cosas de las controversias y las pruebas científicas”, “Sé de cálculos”) tampoco cuentan como evidencia, lo siento.

Y gracias por sus humildes consejos sobre titulares de blog, si algún día necesito un “experto asesor de títulos de blog” quizás le consulte. Si no me cobra mucho, claro.

Lo de citar a Galileo en estas situaciones es un clásico. La diferencia es que Galileo aportaba pruebas y se enfrentaba a las creencias. En este caso pasa exactamente lo contrario. Le invito a leer esto:

http://elcentinel.blogspot.com/2013/08/desmontando-argumentos-de-las.html

¿Qué cree que opinaría Galileo si levantara la cabeza y viese que le están comparando con Dardet?

Jesus Rodriguez-Otero dijo...


Es evidente que no vamos a llegar a ningún acuerdo, pero creo que usted tiene una actitud, con perdón, un tanto "talibanesca" en esto de la ciencia. Yo simplemente le digo que hay dudas y que es un tema que sugiere controversia, y usted vehementemente me suelta montones de "pruebas" y descalifica a todos los que no opinan como usted.
La gráfica que usted presenta (obtenida de un estudio científico) contradice totalmente la idea de que la lucha contra el cáncer de cérvix ha tocado fondo. Sí que lo hará, pero hasta el año 2012 (al final de la gráfica) el descenso es constante sin apreciarse ningún cambio en la pendiente de la curva.
Usted alegremente descalifica al Prof. Álvarez-Dardet, y a las opiniones que no le gustan las califica como "dan vergüenza ajena". El señor Álvarez-Dardet es un eminente científico con una carrera excelente, en la que destaca, entre otros muchísimos méritos, el haber sido editor de la importante revista Journal of Epidemiology and Community health.
http://web.ua.es/es/actualidad-universitaria/diciembre2011/diciembre2011-5-11/el-profesor-de-la-ua-carlos-alvarez-dardet-recibira-la-orden-civil-de-sanidad.html
Ha publicado del orden de 200 artículos científicos de esos que a usted le gusta tanto citar.
Y como él, hay otros que opinan algo similar, no es el único. Usted se cree que el Sr. Álvarez-Dardet es un iluminado que dice las cosas sin razonar? En Ciencia las cosas no son blancas o negras ya que hay enormes controversias en muchos temas. Estas controversias normalmente se van aclarando con el paso de bastantes años, pero hasta llegar allí suele haber un montón de evidencias hacia un lado u otro.
Me reta una y otra vez a ofrecer citas que apoyen mis opiniones, pero hacer una búsqueda seria me llevaría un montón de horas, de las que no dispongo. Pero esas citas ya las aportan Miguel Jara o Gervás en sus entradas, de la misma forma que hace usted. Además, si yo le aporto una tanda de citas, usted me responderá con otra tanda de citas, y así ad infinitum ... porque hay miles.

De todas formas y para que se quede satisfecho, le pongo unas cuantas que he encontrado en una rápida busca de unos minutos. Si hago una búsqueda exhaustiva necesitaría varios días y varias decenas de páginas para rellenar el informe:

http://amf-semfyc.com/web/article_ver.php?id=1130
estos autores dan citas y explicaciones, aunque luego son atacados por los "fundamentalistas"

Cross-sectional study about primary health care professionals views on the inclusion of the vaccine against human papillomavirus in the vaccine schedules
DOI: 10.1186/s13027-015-0034-9
Aún siendo favorables a la vacunación, claramente reconocen que hay una fuerte controversia "There is a strong controversy among health professionals regarding the marketing and inclusion of HPV vaccine in immunization schedules", vamos, que no es cosa de un par de iluminados

Canadian academic's call for moratorium on HPV vaccine sparks controversy
DOI: 10.1136/bmj.h5692
"Canada’s human papillomavirus vaccination program should be halted immediately until its safety can be established, a researcher who has studied patient experiences of the vaccine under a government grant has said."

Covering Controversy: What Are the Implications for Women's Health?
doi:10.1016/j.whi.2015.04.011
Since gaining approval from the U.S. Food and Drug Administration for girls in 2006 (and boys in 2009), the HPV vaccine has been rife with controversy.

http://www.acpeds.org/the-college-speaks/position-statements/health-issues/new-concerns-about-the-human-papillomavirus-vaccine
Now the American College of Pediatricians (ACP) says that Merck and Co's human papillomavirus vaccine Gardasil may be showing a correlation to premature ovarian failure.

http://casereports.bmj.com/content/2012/bcr-2012-006879.abstract
Premature ovarian failure 3 years after menarche in a 16-year-old girl following human papillomavirus vaccination

Jesus Rodriguez-Otero dijo...

Sigo (mientras no me echen).
No se puede negar la evidencia de que hay un número considerable de estudios que ponen en duda la efectividad, la seguridad o la necesidad de esta vacuna. Sí, puede que usted pudiese aportar más (desde un punto de vista cuantitativo), pero ¿esto le da la razón?
Además, oiga, yo no le estoy diciendo "está demostrado que la vacuna es peligrosa e inefectiva". Usted sí que dice justo lo contrario. Yo sólo digo que hay dudas, y opiniones divergentes, que es un tema alejado del consenso.

No soy asesor de títulos de blog, simplemente soy un científico que trata de actuar con rigor, que conoce las limitaciones de los estudios científicos y que sabe que las afirmaciones categóricas están casi siempre fuera de lugar. Esta fue la mejor enseñanza que recibí de mi director de tesis: tú aporta tus datos, haces la discusión de los resultados de una manera razonada y expones tus conclusiones de modo humilde y sosegado, huyendo totalmente de expresiones grandilocuentes como "hemos demostrado que", que deben ser sustituidas por otras del tipo "nuestros resultados apoyan la hipótesis de que ... nuestros resultados parecen indicar que". Porque una cosa es un valor experimental y otra muy distinta es la validez que tiene y la interpretación que hagamos de ello. Simplemente, por eso creo que poner "lo que dice la ciencia de ..." es excesivamente categórico y muy poco científico precisamente, ya que no se ajusta con exactitud a la realidad.

En cuanto a lo de Galileo es gracioso. Y volvemos a lo de las "pruebas". Muchas de las teorías existentes han "destronado" a otras teorías que se suponía fuertemente apoyadas por "pruebas concluyentes".
De medicina no sé demasiado, pero de mecánica cuántica, un poco. A principios del siglo XX, cuando Planck comenzó a hablar de la teoría cuántica le llamaron de todo, menos guapo. Por suerte, lo de quemar científicos ya había pasado de moda. Pero muchos científicos con muchas "pruebas" (no creencias religiosas) decían que Planck estaba loco ...
Por eso lo de poner "lo que la Ciencia dice" no es muy afortunado, y lo de ser muy categórico tampoco, porque en cualquier momento el viento cambia y te pueden dejar con el culo al aire.

Por cierto, le guste o no, también existe controversia en el tema de la terapia del SIDA. Y no poca. No sé mucho del asunto, pero si el señor Kary Mullis (Nobel de Química, desarrollador de la técnica PCR) y otros eminentes científicos son "negacionistas", es que dudas, haberlas "hailas". Mire, después de 30 años trabajando en ciencia (con más de 100 publicaciones en revistas peer review) y habiendo visto "de todo" soy muy, muy escéptico y crítico con todas las "pruebas". Y aunque yo no me creo "ná de ná" lo de los ovnis y me parece una enorme tontería, reconozco que controversia también la hay, ya que nadie ha demostrado el origen extraterrestre de los ovnis, pero es que lo contrario tampoco se puede demostrar. De todos modos observe usted la diferencia: con UFO CONTROVERSY le aparecen 5.000 resultados en un asunto que lleva al menos 80 años presente, mientras que con
HPV VACCINE CONTROVERSY le salen 13.000 con menos de 10 años del asunto. O sea que existe un factor mayor de 20 a favor del HPV ...

Centinel dijo...

Bueno, creo que su postura y la mía ya han quedado claras y que el debate está agotado, así que voy a darlo por finalizado.

Me llama talibán, dice que soy categórico, de nuevo pone en mi boca cosas que no he dicho y que me hacen pensar que ni siquiera se ha leído el post completo. Y que no mira los enlaces que le he ido facilitando, porque repite lo mismo una y otra vez, aunque los enlaces muestren lo contrario.

No me apetece que siga citando a Jara en este blog (que no enlaza estudios, sino noticias y opiniones, con un objetivo muy claro), comparando a Dardet con Planck (aquí tiene su intervención sobre los transgénicos http://www.losproductosnaturales.com/2013/03/debate-sobre-alimentos-ecologicos-en-a2.html) y dando cancha a los negacionistas del sida. Y desacreditando estudios científicos cuando los enlazo yo pero dándoles valor cuando están en el curriculum de alguien que piensa como usted.

Respecto a los enlaces que aporta… en fin, ¿los ha leído? Eso no son estudios, son opiniones o casos aislados. No hay ensayos de intervencion, estudios epidemiológicos ni metaanálisis. Como evidencia no tienen ningún valor.

Buenas noches.

Mars Attacks dijo...

"Usted se cree que el Sr. Álvarez-Dardet es un iluminado que dice las cosas sin razonar?"

Sin ánimo de interferir en la conversación, que me parece más interesante por la información contrastada adicional que provee Centinel que por su carencia por el lado de Jesús, no puedo resistirme a añadir ante ese comentario: no sería el primero, ni el último.

Ahí tienes a Bruce Lipton o a Luc Montagnier, un Nobel nada menos. Y un demente también (o eso quiero creer antes de tildarlo de estafador). Que la gente no deja de ser humana (y por tanto, falible) por muchos méritos que tenga a sus espaldas. Para eso necesitamos, precisamente, el método científico.

Sobre lo de no poder probar nada en física cuántica, que es otra frase que me ha llamado poderosamente la atención, habrá que decírselo a los del CERN para que lo vayan desmantelando. Una lástima lo de que usen resultados estadísticos para extraer información sobre la materia, habrá que comentarles también que así no se hace lo de probar la existencia del Higgs.

Mars Attacks dijo...

Acabo de leer lo del negacionismo del SIDA. Otro buen ejemplo de Nobel al que le patina la neurona, por cierto.

Si alguien tiene curiosidad por saber más del tema y de cómo los clásicos argumentos negacionistas se van por el retrete al confrontarlos con la realidad, aquí hay una saga excelente de artículos de un investigador biotecnólogo: http://cientificoindignado.blogspot.com.es/2016/02/VIH-SIDA-negacionismo-introduccion.html

Jesus Rodriguez-Otero dijo...

Antes de hablar alegremente, hay que informarse un poquitin y leer con detenimiento. Yo no hablé de física cuántica, sino de mecánica cuántica, la cual no se puede demostrar, ya que está basada en postulados, que por su propia definición, son indemostrables. Como les llevó diciendo a mis alumnos durante más de 20 años, los postulados son como los mandamientos, te los crees o no.
El problema es que muchos piensan que pueden hablar de ciencia, cuándo como mucho son lectores de blogs o artículos de divulgación científica, como mucho

Centinel dijo...

Y luego soy yo el que descalifico...

Jesus Rodriguez-Otero dijo...

Es que tener que soportar la opinión gratuita de una persona que no tiene ni idea de lo que es la mecánica cuántica, fastidia un poco. Es como si yo me pusiese a debatir con un Profesor de Derecho Romano ... Toda la mecánica cuántica se sustenta en sus postulados, y éstos son de naturaleza axiomática, es decir, por su propia definición, MO SE PUEDEN DEMOSTRAR. Que no se puedan demostrar no quiere decir que la mecánica cuántica sea inútil ... yo llevo trabajando más de 20 años en este campo y dando clases de ello. Y por supuesto los físicos del CERN saben que los postulados no se pueden demostrar, y también saben perfectamente la utilidad de lo que hacen, que indudablemente es de enorme interés.

Centinel dijo...

¿Ah, sí, le molesta? Pues imagine lo que opinarán los expertos en vacunología y epidemiologia de sus opiniones sobre la vacuna del VPH

Centinel dijo...

Increíble. Le molesta que hablen de "sus temas" "sin saber" y usted va escribiendo comentarios por ahí sobre la vacuna del VPH sin haberse leído un estudio o ensayo.

Jesus Rodriguez-Otero dijo...

Me parece que usted está montando un batiburrillo sin sentido alguno y mezclando churras con merinas. Porque esta última comparación que hace es absolutamente peregrina. A ver si nos aclaramos y ponemos las cosas bien niveladas:
a) Mars Attacks debate conmigo de mecánica cuántica. Él no se dedica a la cuántica (probablemente ni a la cienica) y yo llevo trabajando en ello más de 20 años.
b) Yo debato con usted de vacunas, y yo soy científico pero no sé mucho de vacunas. Pero es que usted tampoco es un científico experto en vacunología y epidemiologia...

Seguramente usted ha leído más del asunto que yo, pero por ello no deja de ser un "amateur" que ha buscado información.
Por tanto la comparación de a) con b) no tiene ningún tipo de lógica. Porque usted no es un experto en vacunología y epidemiologia que haya trabajado profesionalmente en este campo. Pero yo sí soy un experto (o al menos un expertillo) en mecánica cuántica (concretamente en su aplicación a la química: química cuántica).

Por tanto, la comparación que usted hace es totalmente desafortunada.

Con seguridad usted sabe de vacunología y epidemiologia mucho más que yo. Pero yo como científico que puedo buscar bibliografía frecuentemente, simplemente le digo que hay un número importante de científicos del campo que ponen en duda la seguridad o la necesidad de esta vacuna. Y no le estoy diciendo que estos científicos tengan razón, a ver si me entiende ... A lo mejor si le dedico tiempo y leo artículos acabo opinando como usted. Pero yo lo único que digo es que hay controversia, algo que es más que evidente. Y yo, personalmente, cuando sobre un tema de medicamentos hay dudas, soy de los que en principio, por precaución, actúo de una forma conservadora. Nada más.

Jesus Rodriguez-Otero dijo...

Bueno, creo que ya toca acabar con el asunto, porque todo está más que debatido.
Creo que usted ha leído mucho del tema, pero también creo que tiene una actitud demasiado fundamentalista y categórica, que a mí personalmente no suele gustarme.
Usted proporciona datos y evidencias, mientras que los que no piensan como usted sólo dan opiniones, noticias o casos aislados.
No me gustan nada sus expresiones “vergüenza ajena” o “dar cancha” para referirse a científicos que muestran opiniones distintas a las suyas. ¿Qué significa “dar cancha”? ¿Escuchar a los que aportan datos (datos no, en este caso sólo son opiniones) que contradicen lo que yo pienso? ¿Quiere que no los escuche y los trate como locos, payasos o charlatanes? Y además, cuando se trata de científicos de probados méritos y no de charlatanes de feria. Yo escucho todas las opiniones y no desacredito ninguno de los estudios que usted enlaza. Simplemente digo que hay algunos estudios que dicen otra cosa.
Y por supuesto que no comparo a Galileo ni a Planck ni lejanamente con Dardet. ni por asomo. Pero, y no pretendo ni ser grosero ni prepotente, no se moleste, tampoco podemos comparar a Dardet con usted. Es más, dentro de ciertas medidas, Dardet está más cerca de Galileo, de lo que usted está de Dardet. Galileo fue un extraordinario, un genial científico. Dardet es un notable hombre de ciencia con un CV muy importante en el campo de la medicina. Pero usted (que yo sepa) no es científico, sino solamente una persona que lee mucho (probablemente con gran detenimiento y obteniendo una valiosa información), y que escribe blogs o libros de divulgación científica. Por ponerle una metáfora, Galileo es Messi, Dardet es un futbolista normalito de segunda división, y usted es un señor que lee mucha información de fútbol, como mucho podríamos asimilarlo a un periodista deportivo (de un medio local o regional, como máximo).
Y por fin, y para terminar (del todo, se lo prometo) creo que con su actitud tan fundamentalista y negativa frente a los que se salen del caminito del “consenso científico”, si usted hubiese nacido hace unas décadas, sería de los que no “daría cancha” a tipos como Planck, que dicen cosas tan descabelladas contrarias a todos los datos y evidencias demostradas por la mayoría.
Adiós.

Centinel dijo...

Me encanta que este sea su último comentario, una oda a la falacia de autoridad. Muestra claramente la diferencia entre usted y yo: como no puede aportar argumentos ni pruebas para defender sus tesis, recurre a atacarme personalmente y a intentar desprestigiarme. Bravo.

¿Por qué me compara a mí con Dardet? ¿Por qué no lo compara con casi todos los expertos en vacunas del mundo, que son los que realmente defienden la vacuna? Ellos dicen que es útil y segura y lo demuestran con estudios y con revisiones sistemáticas, Dardet dice que no "por que yo lo valgo". No me meta a mí en esa ecuación.

Mire, no tengo por qué contar mi vida a un desconocido que viene a mi casa a insultarme, pero le diré que aunque hoy en día mi profesión no es la de científico, la fue en el pasado. Y he podido conocer a científicos con muchas publicaciones y mucho prestigio "en lo suyo" pero que en otros temas decían verdaderas memeces. Y algunos casos en los que ese prestigio y ese listado de publicaciones no era más que pura fachada. No sé si este es el caso, ni me interesa. Pero no me pida a mí que respete las palabras de Dardet en base a su curriculm. Pídale a él que cuando haga afirmaciones extraordinarias, las justifique con evidencias, no con peticiones populistas en internet.

Jesus Rodriguez-Otero dijo...

Bueno, ahora si que termino del todo. Esta vez si. No tiene sentido seguir.

En primer lugar para recolocar un comentario que creo que hice ayer, pero no aparece, supongo que por razones técnicas:

Sobre la polémica con Mars Attacks (por cierto me encanta esa película), donde usted dice "Increíble. Le molesta que hablen de "sus temas" "sin saber" y usted ..."
Sinceramente creo que la comparación no es para nada razonable ya que:
a) Mars Attacks debate conmigo. Él no es experto en Mecánica Cuántica, y yo sí soy experto (o al menos expertillo) en este campo donde llevo muchos años trabajando.
b) Usted debate conmigo. Yo evidentemente no soy experto en vacunas, ni lejanamente. Pero es que usted tampoco lo es. Indudablemente usted ha leído más del tema y con seguridad sabe mucho más que yo, pero no deja de ser un "amateur" muy bien informado en vacunas y yo un científico de un campo ajeno a la medicina, pero que al menos está acostumbrado a hacer búsquedas bibliográficas y a la lectura de documentos científicos.
Por tanto, la situación a) y b) no tienen semejanza alguna.

Volviendo a la finalización de mi participación en este blog:
Me pregunta por qué lo comparo con Dardet. La respuesta puede ser otra pregunta: ¿Por qué compara usted a Dardet con Galileo intentando así menospreciarlo?

Dice que yo le he insultado, pero releyendo los comentarios no veo en ningún lado los insultos: he alabado su esforzado trabajo de lectura de estudios, le he dicho que sabe mucho de vacunas, le he dicho que puede que tenga razón y el único "insulto" que le he dicho es que según mi opinión, creo que usted peca un pelín de categórico y por ello podría tener una actitud un poco "fundamentalista".
Sin embargo, usted usa la palabra "falacia" una vez y otra mi.
Es más, para rematar le voy a dar la razón al 100 % cuando dice " Y algunos casos en los que ese prestigio y ese listado de publicaciones no era más que pura fachada".
Bueno nada más, siento que se haya sentido tan insultado, y le pido disculpas si así le he hecho sentirse. Yo solamente quise poner un toque de duda y de moderación, afirmando que el tema es un asunto candente y que no todos los científicos apoyan la seguridad, efectividad o necesidad de esta vacuna.
Buenos días y hasta siempre.

Jesus Rodriguez-Otero dijo...

Ya llegó la censura ...y mis comentarios ya no aparecen.
Está claro que me equivoqué con usted. No es un poco fundamentalista y categórico. Es MUY fundamentalista y categórico. Sinceramente es una suerte que no haya podido seguir con su carrera de científico, ya que de este tipo de talibanes ya vamos bien servidos, por desgracia. Y me reafirmo en que si usted viviese hace unos siglos sería el primero en echar fuego a la hoguera de Galileo o de otros científicos que fuesen discordantes con el "consenso".
Además tengo que añadirle el calificativo de pretenciosidad, ya que compara mi debate de la mecánica cuántica con el de las vacunas, cuando yo soy un profesional y usted no es más un aficionado con ínfulas en el campo de la medicina.
Termino despidiéndome con un proverbio chino muy apropiado:
Si corriges a un sabio, lo harás más sabio.
Si corriges a un necio, lo harás tu enemigo.

Centinel dijo...

¿Censura? ¿Ha escrito libremente un montón de comentarios en mi blog y le estoy censurando? He dado por finalizado el debate varias veces, y usted insiste en seguir repitiendo lo mismo una y otra vez, sin aportar nada respecto a sus anteriores comentarios. Considero que ya es suficiente. ¿No le gusta? Pues escriba su propio blog o en el blog de Jara, seguro que allí les encantarán sus aportaciones.

Brillante este último mensaje en el que usted decide de nuevo atacarme personalmente varias veces, insultándome y haciendo comentarios despectivos, solo con un objetivo: molestarme. Incluso se permite hacer deducciones respecto a mi vida privada, que no conoce en absoluto. Solo puedo compadecer a quien tenga que aguantarle todos los días.

Yo me voy a limitar a valorar su participación en el blog, porque del resto no tengo "pruebas": ha sido brillante, científica, llena de evidencias y rigurosa, digna de un profesor de universidad, enhorabuena. Y este mensaje final también, lleno de educación y sentido común. Con refrán incluido, también muy científico, el típico recurso cuando hay mogollón de argumentos. ¿Contento? Pues déjeme en paz.

Jesus Rodriguez-Otero dijo...

Para Roseta:

Antes de hablar tan rápidamente hay que dar bien los datos y no meter tanto alarmismo:

Raquel del Rosario no tuvo cáncer de cuello de útero, ella misma lo dice en su blog
http://raquel-del-rosario.blogs.elle.es/2012/02/22/el-mar-el-sol/
http://www.larazon.es/historico/9131-raquel-del-rosario-supera-un-pre-cancer-de-utero-LLla_razon_436899#.Ttt1tHxAbO2VpW0

Ella tuvo un precancer, células precancerosas. Es decir, tendría un CIN2 o CIN3, que se denomina en la citologia HSIL (Lesión intraepitelial escamosa de alto grado).
Esto no es cáncer. Probablemente si no se hace nada puede evolucionar a cáncer. Para eso se hizo conización. Pre-cáncer.

Bueno, la página de testimonios no sé, no tiene pinta muy seria... De todos modos si una chica tiene el problema a los 25 años, pues claro que es posible que se haya contagiado a los 15 o 16 años, edad a la que actualmente una gran parte de adolescentes ya han mantenido relaciones sexuales. No sé por qué lo ve usted tan raro.

Está bien establecido que la fase de pre-cancer dura varios años, y lo de 10 no es raro. Que evidentemente habrá casos en los que ocurre a los dos? Puede, pero es muy muy extraño.

Si quiere usted leer sobre la periodicidad recomendada de los cribados lea este boletín de la SEGO, Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia:
http://www.ocez.net/archivos/vocalia/313-prevencion-2014.pdf
Página 5, recomedaciones de cribado:

Entre 25 y 30 años: citología cada TRES AÑOS
Entre 30 y 65 años: citología cada TRES AÑOS o prueba doble (cito+VPH) cada CINCO AÑOS.
La prueba de VPH no se considera útil en mujeres jóvenes porque en su mayoría van a dar positivo.
Fin del cribado: 65 años

Por qué 65 es la edad final? Pues por lo que le he dicho: la evolución de este cáncer es tan lenta que lo habitual son 10 años de precancer y 10 años de cáncer, es decir, si tu último cribado fue a los 65 y luego te aparece el proceso, probablemente te mueras con al menos 85 años ... (si ya no te has muerto de otra cosa) por eso el cribado ya no es coste-efectivo.

¿Que pueden existir casos atípicos? Quizás, pero no se va a hacer un programa de cribado para casos tan especiales ya que el coste sería mejor emplearlo en otros muchos sitios dónde se puedan salvar bastantes más vidas.

Es decir, lo de hacer citologías anuales es un exceso que no tiene mucho sentido.

Zelig Quílez dijo...

Hola,

Tengo tres preguntas sobre la prevención del VPH.

1)Por qué no existe un desinfectante para lavarse las manos después de haber tocado un pene o un pie infectados de VPH? Con ese desinfectante podría la mujer lavarse las manos antes de tocarse la vulva o introducir los dedos en la vagina, por ejemplo.

2) Qué se utiliza en las consultas de ginecología para desinfectar el instrumental?

3) Si el líquido que se utiliza mata al VPH, por qué no se puede utilizar para las manos o cualquier objeto que se introduzca en la vagina?
Y si ese líquido no mata al VPH, no se estarán contagiando las mujeres cada vez que acuden a la consulta?

Gracias por dejarme utilizar su página, es Vd. muy amable. Confío en que mis preguntas sean adecuadas al tema.

Zelig

Ana oo dijo...

En realidad no suelo comentar, pero cuando te encuentras con opiniones tan vehementes sobre tu trabajo diario a una le entran ganas de entrar en faena. Como profesional de la medicina y ginecóloga, me veo en la obligación de contestar al señor Jesús Rodríguez.
Cierto que cualquier intervención médica desde una vacuna a administrar morfina paliativa tiene sus efectos secundarios. En el primer caso la prevención primaria de la vacuna nos evitaría algunos años después aplicar dicha morfina paliativa por un cáncer cervical.
Es cierto que nuestro país tiene baja incidencia en cáncer de cervical y muertes por el mismo, pero multiplica ese dato por las cientos de miles de citologías de cribado y las decenas de miles de tratamientos que ello deriva.
Si, el cribado es prevención secundaria, cuando ya se tiene la enfermedad y genera tratamientos y efectos secundarios y a largo plazo mucho mayores que las vacunas, a pesar de que como usted dice, hipotéticamente hablando si se hiciera en el 100% no llegaríamos a los cánceres invasores. Pero si a miles de intervenciones para tratar las lesiones precancerosas.
No se imagina usted la ansiedad que produce el cribado en las pacientes y los tratamientos en los casos en los que se confirma la lesión. Son años de pruebas posteriores al tratamiento, eso con suerte q no haya que volver a intervenir. Y si, son pacientes jóvenes con hijos o deseo de tenerlos a las que tratamos, con el propósito de no engrosar la incidencia de cáncer de cervix.
La vacuna del HPV ha supuesto la primera que permite tener prevención primaria de un cáncer invasor, con la suficiente evidencia científica de todos los estudios publicados. Como usted sabrá no todos los estudios que se publican tienen el mismo grado de evidencia. Generalmente en medicina y tratando con pacientes se intenta que esos estudios tengan el mayor grado de evidencia. Los metaanalisis y estudios aportados por el autor del blog lo tienen.
A parte de todo eso cada cual es libre de decidir de donde obtiene la información y actuar en consecuencia.
Ojalá en un futuro tengamos que prescindir de la prevención secundaria porque la vacunación ha llegado al 100% .

Jesus Rodriguez-Otero dijo...

Respuesta a Ana:
Evidentemente es mucho mejor una vacuna que un cribado, el problema es que la vacuna todavía está muy lejos de haber demostrado su eficacia ... aunque usted diga que exista la suficiente evidencia científica, asunto que no lo veo tan claro. De todos modos, y eso es indudable, la vacuna no previene contra todos los tipos de VPH (si contra los peores) y por tanto, la vacuna no permite eludir el cribado. Es decir, a partir de ahora, las mujeres van a tener vacuna + cribado. O acaso me equivoco? La recomendación es seguir con los cribados, no?
Y no voy a ser yo el que hable maravillas de los cribados anticancer ... porque los procedimientos fallan más que una escopeta de feria. Precisamente mi mujer en estos meses comenzó con una citología con resultado ASCUS y acabó con una colposcopia y biopsia, que finalmente salió negativa, con VPH negativo, es decir, un falso positivo de la citología. Y todo comenzando en un simple ASCUS ...
Pero lo que más me "maravilla" de su comentario es su frase sobre el cribado: "No se imagina usted la ansiedad que produce el cribado en las pacientes y los tratamientos en los casos en los que se confirma la lesión. Son años de pruebas posteriores al tratamiento, eso con suerte q no haya que volver a intervenir". Frase que por otro lado comparto al 100 %. Y si es así, aún no comprendo el empecinamiento que tienen ustedes los ginecólogos defendiendo el cribado más controvertido: el de mama. Porque aquí si que hay controversia para dar y tomar, con cientos de publicaciones científicas que cada vez ponen en más dudas la utilidad de este cribado. Montones de falsos positivos, tratamientos de mujeres que no sería necesario que fueran tratadas ... ansiedad ... y todo ello para conseguir una reducción de la mortalidad bastante mediocre, una reducción mucho menor que la que "a bombo y platillo" se anuncia. Es que incluso en los resultados que ofrecen las propias agencias de cribado se ve que los resultados son bastante mediocres ...Ayer leí el informe del SERGAS (Galicia, donde vivo) y según su estudio (pro-cribado), dice que el 92% de los cánceres con cribado se curan, frente al 78% de los cánceres descubiertos sin cribado. En primer lugar, la diferencia no es tan grande, pero es que realmente es mucho menor (es difícil saber cuánto), ya que en el programa de cribado se curan bastantes cánceres que no sería necesario tratar, cánceres inocuos que a veces pasan desapercibidos. Puede ser cierto que el cribado salve vidas, el problema es que para salvar una vida, probablemente haya que estudiar decenas de miles de mujeres, de las cuales un enorme porcentaje de ellas sufriran un diagnóstico dudoso que les hará repetir la mamografía (o hacer ecografía): ANSIEDAD. Un número importante tendrá que hacerse una biopsia: MUCHA ANSIEDAD. Algunas se tratarán de pseudo-cánceres inocuos que darán lugar a mastectomías y quimioterapia: ANSIEDAD PARA EL RESTO DE SU VIDA, aunque su "cáncer" era inofensivo. Y sí, es cierto, a alguna el cribado le salvará la vida. Pero mi pregunta es: ¿es moralmente aceptable que para salvar la vida a una sola persona, sea necesario empeorar la calidad de vida de muchísimas personas? Mi respuesta es clara: NO. No, no es aceptable, es mucho sufrimiento creado para salvar a la "elegida" ...
Y como razonamiento general y final les digo a ustedes los médicos: están ustedes obsesionados en alargar la vida de las personas, parece que el parámetro principal sea la esperanza de vida, pero parece que a nadie la importa la calidad de vida, calidad física y calidad MENTAL. Y están ustedes fabricando una sociedad del miedo, miedo a la enfermedad, miedo a la muerte ... Y como seres humanos, tenemos que tratar de vivir, de disfrutar de lo que nos toque ... y si nos toca morir, pues nos morimos ... Yo no puedo admitir que para salvar mi vida individual, tengo que fastidiarle la vida a varios miles de personas, ya que mi vida individual no es tan extraordinariamente importante. Hay que disfrutar de la vida, mientras dura ...

Ana oo dijo...

No voy a entrar en discusiones con usted, cuando le hablo de VPH y su cribado usted sale con que el cribado de mamá no es eficaz y que los médicos somos unos alarmistas y nuestro objetivo es alargar la vida sin más...
Pues piense usted lo que quiera, no se realice cribados en los que no cree ni tratamientos o vacunaciones que no considere, es libre de hacerlo.
En mi caso y el de la mayoría de compañeros seguiremos trabajando para garantizar y preservar la salud de nuestros pacientes. Según la OMS, la salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no únicamente la ausencia de afecciones o enfermedad. Eso incluye velar por la calidad de vida de los pacientes.
Pero le insisto, es libre de pensar como quiera, para mi la mecánica cuántica me parece una tremenda perdida de tiempo y energía ( le aclaro que no tengo ni idea...) Pero algo que se basa en postulados y es indemostrable, que quiere que le diga, me suena un poco a cuento chino.
Deseo que tenga una vida plena, ya que no la prefiere larga y no necesite nunca de nuestros servicios de alarmistas.

Jesus Rodriguez-Otero dijo...

Todavía estoy alucinando un poco con su airada respuesta ... pero su actitud (e ignoracia, perdón) ha quedado claramente de manifiesto cuando dice que "para mi la mecánica cuántica me parece una tremenda perdida de tiempo y energía ( le aclaro que no tengo ni idea...) Pero algo que se basa en postulados y es indemostrable, que quiere que le diga, me suena un poco a cuento chino." Pues eso, si no tiene ni idea por qué menosprecia la mecánica cuántica? No voy a intentar explicarle la tremenda utilidad de la mecánica cuántica porque necesitaría varios cientos de páginas, pero sólo le voy a recordar las aplicaciones a las que han dado lugar los estudios de física y mecánica cuántica en SU campo de trabajo:
1) TODOS los medios de diagnosis por imagen: rayos X, resonancias, PET, ... Concretamente un ex compañero mío trabaja ahora en el hospital en esos asuntos ...
2) Todas las compañías farmaceuticas tienen ahora una sección que se puede llamar diseño molecular, modelización molecular, bioinformática, QSAR, diseño de fármacos asistido por ordenador, ... todos ellos utilizando las herramientas diseñadas a partir de la mecánica cuántica. Yo mismo trabajé en mi estancia posdoctoral en estos asuntos en el Instituto Municipal de Investigación Médica de Barcelona (ahora se llama GRIB, http://grib.imim.es/)
Como ve, sí que es cierto que usted no tiene ni idea, como ya usted dice ...

Mire, le hablé de los cribados simplemente porque en este tema del cáncer de Cérvix el tema del cribado en un tema de importancia y porque me temo que la vacuna no excluye la continuación de los programas de cribado.
Y no, yo a la vista de los estudios publicados y de las controversias existentes, no pienso participar en ningún programa de cribado. Es mi decisión como persona adulta y responsable de mis actos. Es más, desde hace unos años ni hago análisis de sangre (salvo el que me hacen cuando dono sangre, ya que soy donante) y eso lo decidí cuando a los 51 años mi médico de cabecera me mandó un análisis rutinario y puso (sin comentármelo) PSA en el papelito. Nada más salir de la consulta tire a la basura el papelito y el recipiente para recoger la orina. Porque me parece muy bien que algunos quieran analizarse el PSA, pero lo que me revienta es que un médico me trate como un niño pequeño y no me explique los pros y contras (muchos) del análisis del PSA, cuando, además, no tengo ni un solo síntoma de problema prostático. Es más, he decidido ir al médico sólo cuando me duela algo ... y punto. Como mucho voy al oculista para revisar (y modificar mis gafas) y al dentista para curar mis caries. Aunque no le guste oirlo, las estadísticas (que tanto le gustan a los médicos) dicen que la tercera causa de muerte (tras cáncer y cardiovascular) son derivadas de actos médicos (http://www.abc.es/sociedad/abci-errores-medicos-tercera-causa-muerte-estados-unidos-201605041938_noticia.html). Por algo algunos les llaman a ustedes "matasanos"... Y es evidente que los médicos son como cualquier otra profesión: hay la misma proporción de médicos malos que de fontaneros, albañiles o lo que sea. El problema es que cuando el fontanero es un chapuzas tienes goteras en casa y cuando el médico es un chapuzas ... te puedes morir. La profesión médica es LA MÁS IMPORTANTE QUE HAY, y por ello cuando encuentro un médico profesional beso el suelo por dónde pisa ...el problema es que muchos dan pena ... tengo anécdotas mías (y de mis allegados) para dar y tomar ... Por eso, cuando menos se visiten mejor, ... y si me toca morir pues me muero ...que ese sí es un problema serio en nuestra sociedad ... el asumir que hay que morirse y aceptarlo con filosofía. especialmente cuando uno ya ha vivido más de medio siglo. Carpe diem.

Centinel dijo...

Bueno, aviso que doy por cerrado el debate, creo que ha quedado clara la postura de cada uno y no me apetece que este blog sea un lugar para "enganchadas" personales que se alejan del tema del post.

Así que lo dicho, cierro la discusión con un enlace sobre que los errores médicos son la tercera causa de muerte, en mi opinión bastante más interesante y razonado que el del ABC:

https://sciencebasedmedicine.org/are-medical-errors-really-the-third-most-common-cause-of-death-in-the-u-s/